Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

miércoles, 14 de octubre de 2009

Navegando con imprevistos

Cuando las cosas parecen en su sitio, o esos nos creemos, surge algo, que aunque no sea necesariamente malo, trastoca y tira por tierra nuestros planes como si fuera una pirámide de cartas.

Hay varias opciones para atajar estos imprevistos, pero para afrontarlos lo mejor es reflexionar el asunto partiendo de terreno neutral y de esta manera escoger mejor el método. En caliente es mas fácil equivocarse de camino.

El borrón y cuenta nueva es el sistema mas efectivo cuando no merece la pena el asunto o no hay nada que hacer al respecto. Es el mejor método para cuando tenemos que hacer limpieza de algo.

La improvisación puede ser la solución, a todo, si se domina. Es el atajo que mas se necesita cuando el camino se vuelve tortuoso y el destino se nos antoja distante y agotador. Quien sabe improvisar es difícil que no supere cualquier imprevisto que se le presente.

Otra forma de superar la adversidad inesperada es la tenacidad. Si se tiene claro lo que se quiere y es importante para nosotros, nuestra determinación va en el mismo sentido, y ha de ser muy alta la valla que nos pongan para que no podamos saltarla.

En la vida real las cosas no suelen ser tan explicitas y, para solucionar los imprevistos, necesitamos usar la combinación de los diversos métodos. Al final, superar la crisis es gratificante y nos anima a volver a rehacer nuestro castillo de naipes.

2 comentarios:

  1. Cuando te dan una noticia jodidamente mala, cuesta mucho ser positivo, pero seguramente si lo ves desde el punto de vista negativo, tus posibilidades de ganar la partida serán casi nulas. Así que hay que buscar el lado positivo de la adversidad, seguramente tambien está por ahi.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo mas bien realista, por mal que se esté no perder el horizonte aunque se vea muy lejano. Hay días que aguantamos lo que nos echen y otros no soportamos nada; si reaccionamos ya es algo y paso a paso...

    ResponderEliminar