Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2010

Cine: Harry Potter y las reliquias de la muerte I

Imagen
Se acaba de estrenar en el cine la primera de las dos partes de la última novela de la serie de Harry Potter . Antes de entrar en materia diré que: es un acierto dividir el final de la saga en dos para plasmar mejor todo lo que acontece. Aunque, yo personalmente, preferiría a una entrega de cuatro horas, para el publico juvenil eso supondría un duro maratón cinematográfico y para la productora una perdida de ingresos considerable. No voy a hacer comparaciones con la novela, aquí solo comentaré lo visionado en la pantalla. La anterior película fue la antesala de este final, tuvo el fallo de querer meter mucha materia en algo mas de dos horas de metraje y, muchas cosas parecieron telegráficas y hasta incomprensibles, si no se había leído la historia. Aquí en Las Reliquias de la muerte I las situaciones tienen un tempo mas correcto y digerible, con una consistencia cinematográfica y no solamente una consecución de escenas entre el comienzo y los títulos de créditos finales de su antece

Barrio Sésamo: Opinar y Criticar

Imagen
Hacía tiempo que no volvía con mis amigos de Sesamo Street, tan simpáticos y meridianos en sus explicaciones. Yo sigo siendo un mero aprendiz, a pesar mis muchos años de experiencia, en cuanto a la forma de explicarme. Obviamente, no voy a fingir simpatía, para amenizar mis comentarios. Existe un concepto que mucha gente no tiene claro, y piensan que en una democracia, la libertad de expresión, sirve para criticar todo lo que les venga en gana. Para empezar, no suelen tener claro que significa criticar, ni tampoco, la diferencia que existe con opinar. Hay situaciones que tanto uno como otro concepto se entremezclan, diferenciarlos no es tarea fácil, pero la mayoria de las veces, si que es sencillo hacer la distinción y tener claro cuando opinar o criticar. El punto de partida simplemente es:   Nos afecta directamente o no.   Si somos participes, tenemos conocimientos de primera mano de lo que hablamos, y nuestro comentario aunque subjetivo, aporta información del tema. Cuando hablam

Cruzar el umbral...

Hay un miedo o un respeto hacía lo que pueda haber mas allá, de la realidad cotidiana, de la vida material y física de las cosas como las conocemos. Es algo normal, tener o sentir, este tipo de sentimientos por aquello que desconocemos. Al dormir, cuando soñamos, establecemos un vínculo que se salta las leyes físicas y entremezcla los dos mundos, el real y el imaginario, con el agravante que durante ese período no tenemos muy claro cual es cual, por eso al despertar suele haber un período de confusión y hasta desorientación, de vuelta al mundo sólido. Conscientemente también se puede uno adentrar, o al menos, intentarlo, en el quicio de este umbral o puerta. No me refiero, ni a drogas, ni hipnosis, ni lavado de cerebro; es mucho mas simple y el éxito depende de la creencia y disposición que tengamos al respecto. El experimento es sencillo y fácil de realizar, seguramente las primeras veces no se consiga nada o  simplemente un relajamiento superior al normal; en las posteriores, si av

El comportamiento de los estirados

El otro día llovía con ganas e hice una parada,  volviendo de una gestión,  en un bar que me cogía de camino. El local, en si, era y es pequeño, con una forma alargada y estrecha, pero también con cierto renombre. Es conocido por alguna de sus especialidades y, además, se encuentra ubicado en una zona de cierto nivel, bastante próxima al centro de la ciudad. El caso es que, la gente habitual del establecimiento, eran acordes a la zona y ocupaban todo el espectro de los que te miran por encima del hombro a los que ni te miran o, directamente, te ignoran. Curiosamente los mas normales eran una señora mayor y el dueño del local del otro lado de la barra. Descrita la situación, el ambiente y hasta el clima, entraré en materia. Estaba en el bar disfrutando, precisamente, de la especialidad de la casa, comprobé y ratifiqué mi teoría acerca del zoo social reinante. Lo de entrar y saludar o salir y despedirse (casi obligado en un sitio tan reducido), es un rasgo de educación relativo. Lo

Perogrulladas

Volviendo a los orígenes del blog, mis tonterías profundas no son mas que perogrulladas con algo de acierto o ninguno. Todos tenemos algo de este personaje, nos guste o no, obviamos los evidente, nos ocultamos respuestas y evitamos hacer ciertas preguntas por miedo a la contestación. Por eso la primera puede ser: La sabiduría empieza en uno mismo. Con tantos canales de información como tenemos y la gran cantidad de datos que procesamos continuamente es lógico que cada uno de nosotros sea su propio centro del saber. No es cuestión de ser el mas inteligente, ni el mas rápido resolviendo problemas, es simplemente ser consciente de nuestras facultades y usarlas adecuadamente sin miedo al ridículo o a equivocarse. Al no ser perfectos, continuamente meteremos la pata y hablaremos mas de la cuenta. La parte positiva es que tendremos mas datos, informaciones y experiencia en la mas dispares situaciones.  Ahora que sabemos que somos seres inteligentes y lo practicamos podemos pasar a la sigu