Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2012

Cine: De una dócil Brave a un Total (empty) Recall

Imagen
Siguen los estrenos de agosto y las no decepciones, dado que ya no me creo grandes expectativas cinematográficas. Sigo, como en el anterior post, en un dos por uno, hacerme eco puntualmente, creo que es suficiente y la brevedad, en esta ocasión, es una virtud. Empezaré por Brave , las películas de animación no son mi fuerte, pero algunas excepciones, si me han satisfecho plenamente como espectador. Fusilaré un comentario, que hice sobre la misma, refleja en media docena de líneas mis impresiones sobre esta producción. Sólo aclarar que aunque comparta página de blog con un psuedo remake de acción, no las pongo al mismo nivel y el trabajo de la animación en Brave, merece un respeto conseguido por méritos propios. Ciertamente, el comienzo era muy esperanzador, el carácter indomable de la protagonista auguraba una cinta de animación para pequeños y mayores. El diseño gráfico, diría, que impecable; pero, a medida que avanzaba la historia, los tópicos y la moralina, para mi gusto, le

Cine: El caballero oscuro renacido versus Prometheus

Imagen
En el transcurso de dos semanas se han estrenado dos de las superproducciones de la temporada, al menos para un amplio sector de espectadores. Son las esperadas El caballero oscuro: La leyenda renace (Batman 3) y Prometheus . {En los hipervínculos de sus títulos se  accede a su página en www.IMDB.es para los datos técnicos} Yo no voy a entrar en la polémica de si sus directores, han cumplido con las expectativas, creadas por sus respectivos proyectos. Voy sólo a dar mi visión, como mero espectador, eso si, afín, con este tipo de películas. De ahí el presentarlas mano a mano, como en un pulso en el que luchan contra ellas mismas. Batman 3 es un entretenimiento cuyo mayor defecto es ser comparada con Batman2, con la que sale perdiendo para todos los entendidos. Yo no estoy por encima, simplemente fui a verla como una más. Los defectos y los tópicos son visibles, con lo que el equilibrio de la acción se puede romper fácilmente, dejando la cosa muy subjetiva a los gustos; de ahí las o