Entrada más destacada

MICRORRETOS: PERSONAJES ANTAGONISTAS (III)

  MICRORRETOS: PERSONAJES ANTAGONISTAS Entradas anteriores del reto: MICRORRETOS: PERSONAJES ANTAGONISTAS MICRORRETOS: PERSONAJES ANTAGONIST...

martes, 4 de octubre de 2022

CONCURSO DE RELATOS XXXIII ED. EL GRAN GATSBY DE FRANCIS SCOTT FITZGERALD

 

CONCURSO DE RELATOS XXXIII ED. EL GRAN GATSBY DE FRANCIS SCOTT FITZGERALD


Mi querida Geisha

Cuando vi la reforma del bajo, que hasta entonces había sido una papelería, no tuve curiosidad alguna sobre a que se dedicaría el nuevo negocio. Cada mañana, yendo a trabajar y por la tarde regresando, durante aquel fresco otoño al pasar por delante del local en obras, miraba con desgana la evolución de las mismas.

Justo antes de las Navidades, cual flor de diciembre, un rótulo de gran inauguración, casi llenando el cristal de un generoso escaparate, hizo que me fijara en el nuevo comercio que casi a diario durante las últimas semanas había visto reformar. El misterio quedó resuelto al leer el nombre: 

Artesanía Oriental

Ese mismo viernes cuando volvía de la oficina vi bastante expectación en la tienda de marras y con acierto deduje que era la inauguración. Como vecino del barrio, sin tener otra cosa mejor que hacer, decidí echar un vistazo al local y de paso aceptar la copa de vino español que ofrecían como bienvenida. 

El interior del local era diáfano, salvo por una gran barra en escuadra y dos pequeñas cabinas al fondo que serian probadores de ropa. La artesanía estaba en vitrinas detrás mostrador en ele, así evitarían toqueteos innecesarios de la misma o fatales accidentes. En el lado opuesto, entre grandes percheros repletos de ropa, varias estanterías bien surtidas de complementos conformaban el resto del mobiliario.

Nada me causo mayor impresión, ni las prendas ni los adornos orientales, eran exóticos y vistosos; que después de ser vistos me acababan resultando, únicamente, indiferentes. Pero, todo cambió cuando la vi a Ella. Con su exótica presencia me quedé como hipnotizado, tanto que al dar un sorbo de vino de la copa la mitad del líquido se me escurrió por el cuello de la camisa. 

Aquella noche no puede pegar ojo tratando de rememorar con todo detalle la imagen de aquella mujer oriental ataviada con su vistoso kimono que solo realzaba, sí cabe más, sus perfectas facciones. Ni yo mismo podía creer que pudiera sentir algo así por ella con solo haberla visto una vez.

Desde aquel flechazo directo al corazón, cada vez que me aproximaba a la tienda de Artesanía Oriental, temía que los latidos que en mi pecho retumbaban como golpes de tambor me delataran. Pero, a pesar de ello, no podía tampoco evitar pararme unos segundos para localizar a mi exótico Amor. A veces estaba dentro, pero en otras ocasiones podía verla en el mismo escaparate.

Mi obsesión llegó a torturarme sin piedad, como decir en casa que me había enamorado de la Geisha de la tienda oriental. ¿Qué posibilidades tendríamos de poder estar juntos sin ser burla o menosprecio de cualquiera que me conociera? No encontraba salida para este Amor del Sol Naciente que en mi mente era todo un ocaso emocional.

Además, el tiempo jugaba en mi contra, porque quien me decía que por mi cobardía no hubiera otro que se me adelantara y se quedara con la Geisha. A ver, yo la amaba, pero otros mucho más ricos que yo si la vieran no tendrían problema en conseguirla al precio que fuera.

Los segundos de placer al contemplarla cada día en mis idas y venidas del trabajo no compensaban el sin vivir del resto del día en que me sentía, unas veces consumido y otras desesperado. Tenía que tomar una rápida decisión o mi lastimosa vida se extinguiría primero.

Ya no soy ningún chaval, pero al llegar la primavera su luz me iluminó. Decidí, casi sin pensarlo, dar el primer paso para así estar en condiciones de proceder con los siguientes. Mi jefe se sorprendió cuando solicité el traslado a la oficina, esa donde siempre había alguien interino al no aguantar nadie ni seis meses, pero que por el gran volumen de ventas había que mantener. La sucursal del norte de Noruega sería mi nuevo destino.

Por su parte, mis compañeros de piso, quedaron encantados con que yo me fuera. Así, a mi sustituto le podrían colar cien euros más de alquiler. Ya solo me quedaba ir a la tienda de Artesanía Oriental y llevarme por las buenas o al coste que fuera, a mi idolatrada Geisha. Como dijo alguien famoso, la suerte estaba echada.

En el comercio oriental yo ya era un cliente fijo. Ese que entraba casi a diario a comprar cualquier chuchería barata para poder así contemplar, con disimulo, a mi chicha muy de cerca. Esa mañana, nada más levantarse la persiana de la tienda un servidor estaba ya en la puerta como si la vida en ello me fuera y finalmente, sin importarme lo que nadie pudiera decir, Ella fue mía.

Aquí, en esta impronunciable ciudad donde el verano es una más que tímida primavera, estamos los dos juntos sin miedo a las críticas ni los prejuicios. Esta gente que vive tan al norte se mimetiza con el clima y no sé cual de ambos será más frío, pero nadie se mete en la vida de nadie. Así en mi casa, con Ella, yo soy feliz.

Todavía, en la sociedad actual, hay ciertos amores motivo de burla y escarnio, por muy platónicos que estos sean.

Menos de 900 palabras




92 comentarios:

  1. Placer de lectura, armónico y encantador relato. Una pieza especial, cómo no amarla ...
    Un abrazo, JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mujer de Negro. Este género no es de mi estilo, pero si quería participar tenía que apechugar con ello. Lo que comentas de la música en tu otro comentaría coincido contigo, es un tema triste pero con una interpretación magistral.
      Gracias de nuevo por la visita y suerte en el concurso.

      Eliminar
    2. Para no ser tu estilo, te quedó muy bien, me gustó mucho la lectura, me gustó mucho que me hicieras analizar al terminar para estar segura que había leído bien, hasta que relacioné pequeños detalles que se fueron sucediendo en el transcurrir.
      Pasé una nueva lectura porque creo hay una especie de votación que se debe hacer.
      Un abrazo y buen fin de semana

      Eliminar
    3. Hola, de nuevo, Mujer de Negro. Te agradezco una segunda revisión de mi historia y veo que te sigue gustando, de lo cual me alegro doblemente. Sí cuando acaba el período de publicar empieza el de votar y enviar las puntuaciones, en la web del Tintero lo tienes bien explicado. En esta segunda parte del mes también puedes publicar más relatos que estarían fuera de concurso.
      Saludos.

      Eliminar
  2. La música es hermosa, por cierto, no sé si tienes moderado o se ha perdido mi comentario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mujer de Negro. Sí lo tenía moderado porque como estaba durmiente o casi este blog no me quería encontrar con un montón de spam. Ahora ya está abierto y espero seguir teniéndolo así.
      Saludos y gracias por el aviso.

      Eliminar
  3. Muchas gracias, JM, por participar con este relato en el homenaje a Fitzgerald. Un abrazo y suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, Marta. No es mi género e igual por eso me lo he querido quitar de encima cuanto antes. Suerte a ti también como administradora de El Tintero de Oro. 🖐🏼

      Eliminar
  4. Hermosa historia de amor y con hermoso final, como a mi me gustan felicitaciones, un placer leerte.
    El video me encanto, hermosa voz, no lo conocía, ya me lo agendo, saludos.
    PATRICIA F.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Patricia. Me alegro de que te haya gustado esta historia y el tema, a pesar de lo nostálgico que es, me pareció muy apropiado. Si buscas en Youtube Dimash verás que tiene unas cuantas canciones de muy alto nivel este joven interprete.
      Gracias por pasar y comentar. Ah, y suerte, que seguro participaras. 🖐🏼

      Eliminar
  5. Los coleccionistas somos gente rara, sabemos exactamente el valor de una pieza preciada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jose. Cierto unos incomprendidos porque los que les critican solo ven el objeto y no lo que realmente significa.
      Saludos y suerte que seguro nos leeremos en El Tintero.

      Eliminar
  6. Hola JM. Te has dado prisa en publicar la primera historia para esta primera edición de la temporada del Tintero. Has jugado muy bien al despiste, hasta casi el final no se adivina la verdadera naturaleza del amor del narrador, y eso a pesar de que has ido dejando alguna pista, como eso de que cualquiera podría comprar a la Gheisa, que me extrañó pero no le di el sentido que más adelante cobraría. Tampoco me quedaba muy claro que hacía una Gheisa en una tienda de artesanía Oriental... pero al final todo se desvela, hasta esta frase "llevarme por las buenas o al coste que fuera" no caí en que el objeto de deseo de nuestro enamoradizo protagonista no era sino una figura inanimada. Me ha gustado el final, en un frío país con gente fría que no se preocupa por lo que hagan los demás. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jorge. Como el género de este mes no es mi faceta opté por quitármelo de encima cuanto antes para no agobiarme luego a última hora. Sí, para salvar el requisito de la convocatoria, se me ocurrió poner esta situación ambigua y equívoca para mantener el engaño y el interés hasta el final que quería fuera positivo más que un dramón tipo Romeo & Julieta; lógicamente sin acercarme, ni de lejos, al nivel literario de su autor. 😁
      Te agradezco el comentario y suerte que seguro te leeré pronto. 🖐🏼

      Eliminar
  7. El Demiurgo de Hurlingham5 de octubre de 2022, 22:16

    Una gran participación saludos

    ResponderEliminar
  8. Con que maestría nos enreda, nos haces creer una cosa y luego es otra. Me ha encantado por lo bien dirigido que mantienes al lector. Bravo!!!
    Un placer leerte. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nuria. Me alegro de que te haya gustado este romance un tanto engañoso. Gracias por la visita y suerte también. 🖐🏼

      Eliminar
  9. Una historia de amor que acaba muy bien para el protagonista. Le resultó muy fácil convencer a la chica, seguramente ella también ya le había echado el ojo. A veces vivir un amor implica grandes cambios y así sucede en tu historia. Me gustó JM, saludos y suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ana. Seguro que ella puso de su parta aunque solo fuera recordándole a él un primer Amor imposible con una chica de intercambio en un lejano verano de su juventud. A saber, pero como dices el final fue feliz, los amores platónicos se conforman con sentirse en su contemplación.
      Saludos y suerte que seguro pronto te leeremos por aquí.

      Eliminar
  10. Hola buenos días , toc, toc ..... Ya esta publicado mi relato detectivesco , espero que te guste
    aquí te pongo el enlace, https://pandoraysubaul.blogspot.com/2022/10/desde-otra-perspectiva.html Esta tarde pasaré a leer tú relato que veo , que eres uno de los primero en esta nueva convocatoria , yo aun no se de que va ir mi primer relato para esta convocatoria , ya que nunca he leído nada de este escritor y la peli no la he llegado a ver creo.
    Besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Flor. Me has pillado con el teclado delante así que me paso sobre la marcha o se me olvida. Saludos.

      Eliminar
    2. Hola Juan Manuel alias Valentín javier , (por lo de la iniciales y las abreviaturas de tus dos nombres) cabo de leer tú relato y te diré que me a gustado mucho , y más como lo has contado , el amor platónico no solo se tiene por las personas , es lo más lógico pero también puedes llegar a querer a una figura como la de tú relato , ahora que no esperes que esta te de besitos y te prepare la cena , jajajajajajajaja.
      Tú sabías que en un pueblo llamado "Usera" han puesto un Chiba Town.
      Si vives allí en Madrid , puedes hacer tú sueño realidad , yo tengo dos Geishas una de marfil o similar blanco y la otra vestida de chulapa Madrileña , eso si son porcelana fina.
      Te deseo mucha suerte en el reto , ya me dirás si he acertado con tú nombre , Whatson.
      Besos de flor 🧐📸🔍

      Eliminar
    3. Hola, Flor. De los cuatro nombres que mencionas solo has acertado uno, pero no pasa nada te entiendo y su usas JM no fallas. En los amores platónicos esas acciones que mencionas carecen de importancia y con solo poder contemplarla cuando tenga necesidad es alivio y satisfacción personal.
      La capi me pilla un poco lejos y la verdad no tengo necesidad. Te diré que la foto es original así como la Geisha que lleva en mi casa más de medio siglo y como está de chula y bien arreglada; además ahora es de mi propiedad al 100%.
      Gracias y suerte también para ti que fijo tu aporte, que antes del dieciocho, nos presentarás. 🖐🏼

      Eliminar
  11. Hola, JM Vanjav. Eso de quitárselo de encima suena un poco mal sobre todo cuando te ha salido bien. Capacidad y reflejos. ¿Dónde quedamos quienes aún estamos dando vueltas al argumento? Cada uno se enamora de quien quiera o de lo que quiera y que lo disfrute en la intimidad, sobre todo si fuera hace frio, pero yo le habría aconsejado una figura más flexible. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Isan. Cada uno interpreta el Amor como lo siente y el objeto de deseo es el que es. Te puedes enamorar de triste guijarro que encuentras en un río solo porque su forma ovalada te recuerde la silueta de la cara de alguien muy querido, o que su color se parezca al de la piel de... En este caso puede ser que el protagonista recordara al verla a una chica oriental, que en su época universitaria estuviera haciendo un máster, y después de aquel verano no la volviera a ver aunque quedaron en escribirse. Porque ella al llegar a Japón sufrió un accidente mortal. Hay muchas posibilidades y creo que a cada uno debemos respetarles las suyas siendo como es un buen sentimiento.
      Saludos y suerte que seguro nos leeremos antes del dieciocho.

      Eliminar
  12. Cuando se habla de amor, el mundo siempre se arregla para poner trabas u objeciones, aunque en teoría a todos nos gusta mucho lo de "amaos los unos a los otros", siempre y cuando no vaya en contra de mis prejuicios. Muy bien llevada la intriga. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juana. A mi entender el Amor es, voluntario, libre, y generoso. Por ello al encasillarlo pierde su esencia y deja de ser Amor. Así que bien por este señor y mal por todos los detractores que se piensan que el Amor es un traje a su gusto y a medida.

      Saludos y suerte que fijo nos leemos pronto.

      Eliminar
  13. Me ha encantado el sutil juego de cajas chinas, en este caso más que adecuado, y la gradación de pistas aún más sutiles. ¿No es tu estilo? Pues sigue escribiendo cosas que no sean lo tuyo, es muy bueno. Suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Guille. Pensé que ya te había contestado y resulta que a saber donde mandé la respuesta. Me alegro de que te haya gustado el relato y más que hayas empleado el adjetivo de sutil. Es Amor siempre es sutil, no como el cariño que puede ser justo todo lo contrario. Mi trampa en este género ha sido, precisamente, ese juego de cajas chinas que mencionas, buen punto de vista por tu parte.
      Saludos y suerte que seguro antes del 18 nos leeremos en El Tintero.

      Eliminar
  14. Enhorabuena sin duda no será tu estilo pero te mueves como pez en el agua me ha encantado la sutilidad y que acompañaras el texto con buena música un saludo y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo JM, viendo tu figurita un día de estos te dedicaré un relato
      Con mis dos Gehisas ¿Qué te parece, eh?
      No te preocupes que vendré avisarte, por cierto es muy bonita ¿es de tamaño natural o es pequeña? Buenas noches amigo y otra vez te felicito por tu relato es bueno.
      Te deseo mucha suerte.

      Eliminar
    2. Hola, Ainhoa. Gracias por el cumplido y sobre todo por lo de sutil porque creo que eso es una de las diferencias fundamentales entre el cariño y el Amor, la sutileza; y hay quienes ni se enteran.
      Saludos y suerte. 🖐🏼

      Eliminar
    3. Hola, Flor. No hay problema y es de unos 45cm, si fuera de tamaño real alguna noche al entrar en casa me llevaría un susto de muerte. 🤣🤣
      Saludos.

      Eliminar
  15. Asombrada de la rapidez en publicar JM
    De tu querida geisha destaco las precisas descripciones, algo que Scott Ftizgerald, en el gran Gatsby, lo borda (acabo de terminar de leerlo)
    Una pequeña observación, seguro que encontrarás la manera de no resulte repetitiva la frase de la estanterías bien surtidas de COMPLEMENTOS que COMPLETABAN el mobiliario.
    Por lo demás, bien llevado "Ese oscuro objeto del deseo" parodiando a la película clásica de Buñuel. Has tenido buena idea en cosificar el amor.
    JM, tu cabeza la imagino como un hervidero de ideas, siempre me ha parecido, desde que asomaste por Tintero, que tienes una imaginación desbordante.
    Un abrazo y hasta pronto, compañero.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tara. Me alegro de que haya algo que puedas destacar en mi historia y palabra que no lo te lo digo por peloteo o con ironía. Como ya he comentado el género romántico me pilla bastante tangencial a mis gustos tanto de lectura como de escritura.
      Tus observaciones, Isabel, tienen carta blanca en mis dos blogs, puedes entrar hasta la cocina y servirte un café o abrir la nevera y ver si hay algo en ella que te guste. Y lo hago extensivo para el resto de compañeros que igual no se atreven a ello. Con las prisas (ansiedad) por publicar, en la lectura previa, suelo pasar ese tipo de cosas; que luego con una lectura días después, en frío y mucho más imparcial, también me rechinan. Te he hecho caso (me ha parecido muy acertada tu observación) y he recompuesto la frase entera: "En el lado opuesto, entre grandes percheros repletos de ropa, varias estanterías bien surtidas de complementos conformaban el resto del mobiliario".
      Te agradezco el cumplido, procuro que mi imaginación vaya por su cuenta y riesgo y seguramente por ello mi costumbre de poner finales alternativos o darle una vuelta a las historias propias o ajenas. Pero muchas veces son solo palabras o frases sueltas que no consigo trenzar, de ahí que en el tintero (borrador) tenga bastantes sin concluir y otras que después de tecleadas me ha parecido infumables.
      Saludos y hasta pronto que tienes fresco el tema y fijo participaras. 🖐🏼

      Eliminar
    2. Pues te ha quedao niquelao, JM

      Eliminar
    3. Muchas gracias,Tara. Tu observación fue muy acertada. 👍🏼

      Eliminar
  16. Bueno, bueno, bueno... Me ha gustado que el objeto del deseo no fuera una mujer. Me pillaste desprevenida porque no entendía como iba a convercerla de irse con él a Noruega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, de la Flor. Como se suele decir todos tenemos un precio y está Geisha por exquisita que fuera también. De hecho no creo que fuese nada asequible, pero el Amor no entiende de dinero cuando está presente. Sí hubiera sido, la dependienta (supuestamente oriental) la abría abordado de otra manera o simplemente se conformaría con su contemplación platónica.
      Gracias por comentar y suerte.

      Eliminar
  17. Magnífico relato. Hay tantas formas de amar y tantos objetos de amor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Estrella. Pues sí, un objeto puede ser amado, por traernos un recuerdo, tener una semejanza a alguien, o simplemente por parecernos hermoso.
      Saludos y gracias.

      Eliminar
  18. En esta vida hay muchas cosas que pueden enamorarnos, y no siempre tiene que tratarse precisamente de personas! Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marifelita. Y más de lo que pueda parecer, de un coche o una moto seguro que habrá unos cuantos, o hasta de un simple encendedor. Saludos y suerte si te animas a participar.

      Eliminar
  19. Mi querida geihsa: Ja, ja. Me ha encantado… No paraba de sonreír cuando me di cuenta de lo que se llevaba con tanto amor… Bueno. En el amor de cada uno nadie puede meterse. Muy bueno, creativo, simpático, sorprendente, y has sabido engañarnos muy bien :-) Éste blog está muy bien, tiene mucha personalidad y se comenta fácilmente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Volarela. Que mis historias consigan sacar una sonrisa es halago más que suficiente. El engaño muchas veces es por dejarnos llevar por la imaginación, que está muy bien, sacando conclusiones de suposiciones y esa ha sido mi trampa para tratar de superar el reto de un relato romántico.
      Me alegro de que te guste más este formato ya ves que te hice caso, al menos para El Tintero este blog se ha desperezado, falta que haga yo lo mismo y le vuelva a dar la vidilla que se merece.
      Gracias y suerte que seguro nos leemos antes del 18. 🖐🏼

      Eliminar
  20. Parece que perdi mi comentario. Pero te decía que los que escuchamos a Serrat, entendemos esa clase de amores, inentendible, loco obsesivo, es así como se me vino a la cabeza de "De carton Piedra" el loco enamorado de un maniquí, que llega a cargarse el el cristal de la vitrina para huir con ella.
    ..Era la Gloria vestida de tul Con la mirada lejana y azul Que sonreía en un escaparate
    Con la boquita menuda y granate......Y yo, a todas horas la iba a ver..Porque yo amaba a esa mujer ...De cartón piedra..De una pedrada me cargué el cristal Y corrí, corrí, corrí con ella hasta mi portal,Todo su cuerpo me tembló en los brazos... entonces llegaron ellos... y me encerraron entre estas cuatro paredes blancas. ES PERFECTO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gustab. He mirado en spam por si acaso, pero no había nada. Te diré que me has dejado de piedra y acartonado. Conozco la canción de Serrat y me hacía mucha gracia la ironía con que la cantaba, pero creo que en este siglo no la he vuelto a escuchar. Recuerdo muy lejano y no había caído en él a la hora de escribir mi historia, sí en alguna película setentera incluidas de terror.
      Bueno, mi modelo que ya he comentado que es original y mío solo mide 40 cm, pero sería demasiado delicada para llevarla debajo del brazo y que llegase intacta.
      Gracias por la doble molestia de comentar y por el recuerdo de esa vieja canción.
      Saludos y suerte.

      Eliminar
    2. lo de las mantis lo tengo presente, y aunque sea una copula caníbal , la de las mantis que comen las cabezas, has de saber, sin animo de alardear, que algunos machos al verse atacados por las hembras cuando estas quieren cortar su cabeza, golpean el estomago de la hembra, la que ante el dolor, deja escapar al macho. Otros mas violentos , paralizan a hembra con sus patas copulan y se van. Estoy pensando en como lo escribiré, pero tengo que hallar en mi historia el punto de unión con lo de los humanos, ellas suelen interpretar como violencia este tipo de agresividad, así que hay que tenerlo presente a como se redacte y hacerlo atractivo y erótico para ellas. No son fáciles de satisfacer. jjjjjj
      Casii un bondage

      Eliminar
    3. Hola, de nuevo, Gustab. Pues ya veo que andas de lo más documentado en el tema y me alegro de que hasta en los insectos haya rebeldes que renieguen de su destino. El nexo con los humanos puede ser bastante jugoso y retorcido, además con tu particular narrativa seguro que casi gráfico.
      Hay tiempo hasta final de mes y si eso nos leeremos.
      Saludos

      Eliminar
  21. El amor es algo imposible de describir y menos de abarcar en todo su significado.
    Los objetos bellos también son capaces de enamorarnos; hechizarnos en algunas ocasiones. No podemos escapar de su influjo. El coleccionista bien lo sabe.
    Me agradó tu relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Francisco. El Amor es tan personal que definirlo o encasillarlo carece de sentido, pero cuando menos es libre, voluntario, y generoso. El valor no está en el intrínseco de las cosas sino más bien en las sensaciones que pueden producirnos. Yo creo que hay dos clases de coleccionistas, los que solo coleccionan cosas por su valor y los que hacen lo propio dando prioridad a las sensaciones que el objeto le produce.
      Saludos y suerte.

      Eliminar
  22. ¡Buena historia! Describes muy bien ese amor loco, desesperado y, a veces, difícil de explicar con palabras. Una lectura muy agradable. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ulises. Pues me alegro de que te haya gustado este tipo de Amor que seguramente muchos no comprenderían y eso denotaría que no han conocido de primera mano ese sentimiento.
      Gracias por la visita, saludos y suerte.

      Eliminar
  23. El amor es amor y mueve al mundo sin importar de donde viene o donde va. Excelente relato en el que este sentimiento es el protagonista y todo lo demás es simplemente escenografia... ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Octavio. Con tu comentario creo que has resumido perfectamente la historia. Siempre, antes de prejuzgar, deberíamos conceder el beneficio de la duda, porque a saber cuando podemos estar equivocados y ni siquiera enterarnos.
      Gracias por la visita, saludos y suerte.

      Eliminar
  24. Una historia encantadora, MJ. El amor tiene razones que la razón no logra entender. Un relato muy bueno con un final que sorprende. Me ha gustado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carmen. Pues tu misma y con otras palabras has resumido también a la perfección la historia y su sentido. Además, me alegro de que te haya gustado.
      Gracias por la visita, saludos y suerte.

      Eliminar
  25. Hola, JM. Qué historia más buena. Siempre jugando al despiste. Ya me parecía un poco raro eso de que se vendiera una geisha. Aunque también te digo que tu protagonista se las trae, aunque, ¿quién soy yo para decir a quién quiere querer cada uno? Al final te quedó un relato de amor un poco específico que roza el surrealismo más puro. Me enganchaste desde el inicio. Genial el aporte.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pepe. Si descubro al principio que es una muñeca creo que mi historia se habría leído con menos interés. De ahí que jugara con el despiste como bien dices. Y sí, quienes somos nosotros para criticar o juzgar lo que los demás puedan sentir y por quien o que.
      Gracias por la visita, saludos y suerte.

      Eliminar
  26. Por cierto, ¿este blog es nuevo? ¿o me estoy confundiendo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, de nuevo, Pepe. Aciertas y te confundes en cuanto a nuevo. Este es mi blog original y después empecé con el de WordPress para acabar dejando mis tonterías profundas en letargo. Algún compañero del Tintero me había comentado que el otro blog era bastante tiquismiquis si no tenías cuenta y que era laborioso poder participar. Eso me sirvió de excusa para despertarlo y que sea, a partir de ahora, el principal en cuanto a las entradas del Tintero.
      Saludos.

      Eliminar
  27. ¿Amor imposible? Pues claro que no. A veces es cuestión de ponerle más interés. Estupendo, JM! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mayte. Pues como yo suelo decir, el único Amor imposible es el no correspondido. Y en este caso, la Geisha aunque no diga palabra tampoco le pone mala cara a su enamorado, así que quien calla otorga 😁
      Gracias por la visita, saludos y suerte.

      Eliminar
  28. Hola, JM. Seguramente nuestro protagonista lo tenga más fácil en la fría Noruega que aquí en España donde el cuchicheo y el meterse en la vida ajena es casi deporte nacional. Me ha recordado un poco a una película de José Luis López Vázquez donde tenía una relación similar con una muñeca de tamaño natural (se llama "No es bueno que el hombre esté solo"). Pero, al contrario que en tu relato, el secreto del protagonista es descubierto y lo chantajean de mala manera.
    Un relato que es perfecto para el nuevo reto. Felicidades y mucha suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bruno. Recuerdo vagamente la película que comentas junto con otra de terror también española o coproducción, si no me confundo creo que era La casa de las muñecas o algo así. El tema da para varias versiones y con diferentes puntos de vista y yo he tomado al de la obsesión sana. A veces necesitamos cambiar de aires para evitar contaminarnos de las malas lenguas que siempre te emponzoñaran hagas lo que hagas.
      Saludos y suerte.

      Eliminar
  29. Por lo que preguntaste, no falta oportunidad... sigue este enlace sobre la copula de las Manti Religiosa.
    https://versos-locos.blogspot.com/2022/10/mantis-religiosa-poemas-de-ultratumba.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gustab. Ya veo que aunque fuera en verso sí había publicación las respecto.
      Gracias por comentármelo.

      Eliminar
  30. Hola ❤️ que apasionado final, no se rinde en conseguir lo que quiere tu personaje ❤️ Abrazos virtuales, se ha quedado con su Gheisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Raquel. Cuando algo se quiere de verdad, los obstáculos son superables. Se quedó con la muñeca y se fue a un destino nuevo donde no necesita dar explicaciones de nada a nadie, yo creo que salió ganando.
      Gracias por la visita. Saludos y suerte.

      Eliminar
  31. Hola, JM. Me encanta el humor que nos traes con esta historia de amor. Y nos diste algunas pistas, como eso de que otros con más dinero podrían hacerse de la geisha antes que él. La relación no tendrá ni un sí, ni un no, eso es seguro jajaja
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mirna. Como bien dices tuve que adaptar un poco el reto a mi zona y me alegro de que te haya gustado. Y en este caso como también has comentado el protagonista no tendrá que enfrentarse a ser rechazado.
      Gracias por la visita. Saludos y suerte.

      Eliminar
  32. Muy sorprendido, Vanjav, por la prontitud en presentar tu trabajo. Además dejas bien claro que no es tu género. Pues a mi me da la impresión que compartes con nosotros un relato muy bien trenzado, con muy buen manejo de la intriga, con las pistas justas para que la trama suene melodiosa sin dejar de cumplir por completo con el reto propuesto en la convocatoria. Es más, esta historia como no podía ser de otra manera lleva tu sello inconfundible, esa pincelada de humor que dibuja sonrisas sin querer. Buena historia de amor.

    Me ha gustado tu relato, suerte en el Tintero y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carles. En cuanto vi la temática (que no me va mucho) y para no entrar en miedos, recelos o dudas, me tiré a la piscina y procuré salir a flote como pude. Jugando con el engaño, algo de suspense y un toque de humor con el tema romántico como espina dorsal de la historia. Ahora a toro pasado podría decir que no fue para tanto, pero sí me tuve que exprimir la neurona. 😁😁
      Me alegro de que te haya gustado y, en especial, que te haya divertido.
      Gracias por la visita. Saludos y suerte.

      Eliminar
  33. Hola JM que bien supiste llevar la narración y nos haces pensar en un amor de carne y hueso y al final descubrimos que ese amor era a una figurita de porcelana . Para no ser tu estilo el de esta convocatoria te quedó de diez.
    Un abrazo y suerte en el concurso
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Puri. Muchas gracias, como ya he comentado hice mis trampillas para poder meterme a escribir este relato romántico y me alegro de que te haya gustado.
      Gracias por la visita. Saludos y suerte.

      Eliminar
  34. Hola, JM. Hace días que leí por primera vez tu relato, pues aún no se me ocurría nada para el mío. Y he de decir que en cierto modo me inspiraron tus locas ideas acerca del amor prohibido. Al principio me engañaste de maravilla. Y cuando me di cuenta de quién era el objeto de su amor casi me da algo. Estuviste muy fino y con tu habitual sentido del humor. Suerte con el concurso. Saludos platónicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, MJ. Me alegro de haberte servido de inspiración y también de engañarte acerca de ese platónico Amor, no por hacerte creer lo que no era sino por haber sido convincente yo en ello. Te diré que a mí de inspiración me sirvió precisamente la Geisha que tengo en la entrada de casa (la de la foto) y lo del engaño un subterfugio para plasmar su romántica historia.
      Gracias por la visita, pronto nos leeremos. Saludos y suerte.

      Eliminar
  35. Al principio pensé que se había enamorado de una geisha real, o de una empleada vestida como una. Al final logré comprender que se trataba de una estatuilla. Me ha gustado mucho, podría decirse que el amor que podemos tener por las cosas materiales, también es un tipo de enamoramiento válido, y me ha parecido un buen relato para inaugurar el concurso.
    Me gustó mucho tu cuento.
    Te deseo mucha suerte en el Tintero.
    Un abrazo, JM.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Cynthia. Esa era la idea, de ahí lo de la tienda oriental que bien podría, en su inauguración, tener a las dependientas vestidas de Geishas. Y aunque el protagonista se prendara de una estatuilla de solo 40cm no le quita tamaño a sus sentimientos porque bien podría recordarle a alguien lejano de su juventud con quien la cosa por la causa que fuera no llegó a ser.
      Gracias por la visita. Saludos y suerte.

      Eliminar
  36. Hola JM, hasta el final no he descubierto la naturaleza de ese amor incomprendido.Muy buen relato. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lola. Me alegro de que te haya gustado e intrigado hasta el final esta historia.
      Gracias por la visita. Saludos y suerte.

      Eliminar
  37. Que bueno el haberte encontrado Tienes un escribir diferente y eso me encanta Te felicto un abrazo a la distancia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, pues muchas gracias hasta para escribir debo ser rebelde. 😂
      Saludos.

      Eliminar
  38. Hola, JM. No lo vi venir hasta el final, jajaja. Me ha gustado mucho como empieza la historia , con la inauguracion de la tienda y el momento en el que se conocen , pues despista totalmente al lector , consiguiendo que entre muy bien en la historia y que no sepa por donde va a ir el juego. El final en Noruega me ha parecido todo un acierto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Hola, Pedro. Me alegro de que te hayas divertido con esta peculiar historia romántica a mi medida. La idea me la dio mi Geisha (la de la foto) que está en mi casa desde hace más de medio siglo y sigue sin una arruga la tía.
    Gracias por la visita. Saludos y suerte.

    ResponderEliminar
  40. Hola, JM! Me ha gustado mucho tu relato. Especialmente, la forma tan directa y viva con la que el protagonista nos habla de sus sentimientos por la Geisha. Enhorabuena. Suerte y un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Cristina. Pues me alegro de que te haya gustado este sin vivir del protagonista hasta que finalmente se decide a cambiar de aires con su añorada Geisha. Gracias por la visita, saludos y, por supuesto, suerte.

      Eliminar
  41. Felicidades JM por ese noveno puesto en el Tintero. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  42. Hola, Jorge. Muchas gracias, con la competencia que había no me esperaba llegar al top ten, ha sido una grata sorpresa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  43. Madre mía me ha encantado!! Vengo del Tintero de Oro, quería darte la enhorabuena por el noveno puesto y leer tu historia. Es muy tierna. Cuando me he ido dando cuenta de qué pasaba me ha parecido incluso más bonito; el amor platónico por el arte y los desvaríos que eso conlleva me parece fenomenal para la trama. Seguiré leyéndote, un abrazo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Teresa. Pues me alegro de que te haya gustado mi historia y gracias también por la felicitación. Los sentimientos verdaderos no entienden de barreras y por eso no hay nada que lo frene ni por el que dirán. Y el Amor platónico es tan puro que ni correspondido necesita ser siendo la excepción de los amores imposibles.
      Muchas gracias y nos leeremos, seguramente, por aquí en El Tintero.
      Saludos.

      Eliminar