Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

domingo, 11 de octubre de 2009

Los fantasmas de la lógica

A lo largo de la vida y de vez en cuando se producen algunas situaciones extrañas cuya explicación desconocemos y solemos achacar a fenómenos paranormales.

Siendo coherentes muchas de estas revelaciones (por llamarlas de alguna manera), con el paso del tiempo, las vamos encontrando respuesta lógica y nuestra lista (la mía al menos) de situaciones sin explicar es muy escasa.

Hay un efecto que creo que a todos alguna vez nos ha ocurrido, es un hecho que nos sobresalta un poco por lo inesperado y nos da que pensar cuando ocurre. La situación es bien simple, ir andando y al pasar justo por debajo de una farola de alumbrado esta se apague súbitamente.

Se puede especular con un montón de teorías, mas o menos disparatadas, y en función de nuestro estado de animo, en ese preciso instante.

Después de muchos años y teniendo ya olvidado, tanto el fenómeno como las elucubraciones acerca del mismo, me ha ocurrido justo lo contrario y la luz, a mi también, se me ha encendido y he encontrado una respuesta lógica y coherente.

Es algo tan simple como el cálculo de probabilidades, si pasamos por debajo de un millón de focos de alumbrado en nuestra vida, no tiene nada de particular, que uno se nos apague al estar justamente debajo.

Ya estaría borrada de mi lista de fenómenos desconcertantes, si no fuera por que en una ocasión, las luces de dos farolas seguidas se apagaron y justo cuando yo caminaba por debajo. Las probabilidades pueden valer en este caso también, pero dejar un resquicio para lo desconocido tiene su punto y me mantiene la imaginación viva.

2 comentarios:

  1. Es importante mantener la ilusión, eso también lo pienso yo, pero en mi caso he pasado de ser un crédulo excesivo de la bondad de ciertos testimonios a creer cada vez en menos cosas. El otro dia estuve tomando un café con un natal de Garabandal (Cantabria), y sus comentarios y la forma de hablar de su pasado más me hacia pensar en que él mismo trataba de dar misterio a algo que parecia muy simple. Cuando nos vamos haciendo mas viejos yo creo que buscamos explicaciones mas sencillas a las cosas, a mi lo único que me consuela es que el cosmos es infinito, o eso dicen y que la energía se transforma, por lo demás hasta ahora nunca he visto nada especialmente extraño, si he hablado con gente que dice haberlo vivido, y también he pasado debajo de una farola que se apaga...muchas veces, pero no me digas porqué pero ya no me impresiona. Eso si...seguiremos alerta, nunca se sabe.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, la linea entre lo real y lo imaginario no siempre esta bien definida. El caminar con los pies en el suelo, por la vida, es correcto y tener la imaginación abierta es un plus. La fantasía nos mantiene vivos entre tanta rutina.

    ResponderEliminar