Entradas

Una entrada más

Con el tiempo las cosas se van asentando y este proyecto de blog no iba a ser la excepción. Los primeros tiempos dieron para colgar un montón de entradas más o menos inspiradas. Luego vinieron las lagunas, compensadas o no, con entradas cortas en otros blogs. Al final, la competencia directa de WordPress se ha ido llevando mis publicaciones. Y este, durante la última temporada solo ha sido un espejo del otro.

No voy a cerrar este blog, permanecerá durmiente como los borradores que no acabé de revisar y se quedaron sin publicar. Seguramente sin prisa le vaya puliendo algo e incluso reedite alguna entrada en otro foro. Por ello el timón de mis publicaciones y el relevo directo recaerá en:



https://jmvanjav.wordpress.com/

Libros: "La bruja, la espada y la hija del herrero"

Imagen
No voy a contar la historia, en esta reseña, porque no viene a cuento, la lectura hay que disfrutarla desde la tapa hasta la contraportada. Todo lo que está entre medio es lo que nos debe dar rienda suelta a la imaginación y cada uno tenemos la nuestra.



La cubierta y las ilustraciones interiores son obra de Andrea Obregón Mantecón (blog).

El relato de esta épica aventura esta estructurado similar al curso de un río; navegamos por él directos a la desembocadura de la trama, sin perder nunca la perspectiva de las orillas, con suficiente corriente y algún que otro rápido, para mantener el interés a lo largo de su recorrido hasta el final de la novela.

Todos los personajes tienen su personalidad, en especial la protagonista, rebelde pero con conciencia, autodidacta con todo lo que la acontece y tolerante, queda claro que nació en una época equivocada. El resto, también son especiales, con un rol más limitado, siendo engranajes necesarios de la maquinaria.

Desde el comienzo se ven las inquietu…

La tertulia de las diez: "La lata de tabaco"

Imagen
Por mediación de El arca de las palabras del blog de Úrsula un nuevo relato para la ya conocida Tertulia de las diez.

Todos los objetos tienen su historia y algunos, son ellos mismos, los que nos la cuentan. Basta que rechacemos las casualidades, como algo fortuito en el momento oportuno, para que nos acontezca una y, no nos quede otra que tener que, mordernos la lengua.

Una tarde volviendo a casa, pensaba que dejar debajo de la bandeja de los cubiertos el dinero para gastos era una tontería y una incomodidad, muchas veces contaba con ello y ya me lo había gastado sin haberlo repuesto por estar en ese sitio tan poco apropiado. Así que, estaba decido a entrar en alguna tienda de todo a euro, para coger una cajita o lata pequeña; y tener así, más a mano y cómodo, el cash de la tienda.

Pues sí, con este pensamiento y esa consecuente intención, me tropecé con una reluciente lata de tabaco a mis pies, tenía el tamaño justo que andaba buscando y, por su reluciente aspecto, parecía estar en per…

La tertulia de las diez: "Los cuatro del Pub"

Imagen
Por mediación de El arca de las palabras del blog de Úrsula un nuevo relato para la ya conocida Tertulia de las diez.

Juan, para los amigos John aunque muchos no tenía, era un hombre liberal y de ello presumía. Toda su vida fue fiel a si mismo y, en vez, de cerrarse en banda a sus ideas se solía abrir a las de los demás.

En el plano sentimental no podía ser menos y, en cuanto intimaba con una chica, le soltaba que él estaba a favor de los tríos. La cosa es que, bien lo dijera en broma o en serio, era el punto de inflexión de todas sus relaciones; al principio la excusa de ellas para dejarlo y, después de unas cuantas espantadas, su propia forma de terminar una relación.

Con el paso de los años, con tanto éxito a sus espaldas, al menos conociendo mujeres, acabó recalando en un Pub con bastante frecuencia. Era como un puerto, o mejor astillero, donde reparar y superar sus continuos desengaños románticos.

Al final la asiduidad al local era, prácticamente, diaria. Por lo que no es de extr…

La tertulia de las diez: "La casita de la pradera"

Por mediación de El arca de las palabras del blog de Úrsula un nuevo relato para la ya conocida Tertulia de las diez.

Al ver el anuncio no daba crédito a lo que leía, seguro que era un error de impresión, esa magnifica casa no podía ser tan barata. Era cierto que estaba a una hora de la ciudad, pero el pueblo era bonito y las fotos de la casita muy sugestivas. Cas, Castillo en el DNI y Cas para todos los demás, quiso comprobar si el anuncio del periódico era un error o bien la ganga que aparentaba.

Al llamar al número de contacto, Cas se quedó todavía más extrañado, efectivamente el irrisorio precio era correcto, pero como todas las gangas tenía su trampa. El realmente no estaba interesado en comprar una casita de pueblo, pero al ver que, a esa en concreto, le faltaba un cero en el precio, el reclamo fue irresistible y tuvo que salir de dudas. Con la confirmación recibida ahora si era un comprador potencial y más que interesado.

Ciertamente, desde la ciudad hasta el pequeño pueblo, se ec…

Tertulia [IV] Bis y bis by Úrsula & jm vanjav

Por mediación de El arca de las palabras del blog de Úrsula un nuevo relato para la ya conocida Tertulia de las diez. Esta vez en colaboración conjunta :)
Enlace al origen de todo:Tertulia [IV] by Úrsula & jm vanjavDesenlace y epílogoLa obra terminó y al bajar el telón la ovación fue efusiva, lo que en principio parecía una historia mitológica al uso, resulto ser una interpretación anacrónica de la realidad actual. En los institutos hay especímenes de todo tipo y, precisamente, sus dos interpretes daban la exacta medida de sus papeles, algo que a priori nadie lo hubiera esperado.

El Narciso era un autentico lobo solitario, tanto por su autosuficiencia como el carácter bronco, que exhibía las pocas veces que compartía algún comentario. La realidad es que su falta de dotes sociales era por ser, generalmente, excluido sin haber estado y por la recíproca animadversión que eso le provocaba con los grupos.

La Eco en cambio si era una chica popular, encajaba bien en cualquier colectivo, ade…

La tertulia de las diez: "El sueño recurrente"

Por mediación de El arca de las palabras del blog de Úrsula un nuevo relato para la ya conocida Tertulia de las diez.

Desde hacia una buena temporada todas las mañanas era la misma historia, despertar cansado como si en vez de dormir saliera de un turno de trabajo, unos pensamientos casi desvanecidos que siempre eran los mismos y un regusto metálico y ácido en la boca.

Cambio  varias veces la rutina, intentando dormir primero, cenar cosas muy ligeras, no probar el alcohol y toda la gama de infusiones al uso. Evitaba la química de las farmacias, a pesar de tener recetas, por varios episodios de alucinaciones que resultaron peor que la enfermedad. Al final, lo que mejor resultado le daba era aguantar hasta la madrugada despierto para, al menos, coger un sueño profundo y descansar un poco más.

Esta nueva rutina le vino bien porque volvió a retomar su afición a la lectura, leía todas las noches desde las diez hasta más de las dos de la madrugada, que era el momento en que mejor le sentaba…