Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

domingo, 28 de marzo de 2010

Cine: El libro de Eli (yo me quedo ateo)

Yo digo que ni la botella ni la etiqueta hacen un buen vino. En este caso ni el protagonista ni la historia me alegran el paladar.


Empecé a ver esta película con interés y sin prejuicios ni espectativas, como si de la cata de un vino se tratara, y sin llegar a defraudarme por completo me dejo bastante desganado.

Si bien la ambientación, y el color o la falta del mismo, en la fotografía, le ayudan a crear atmósfera a la historia; algunos planos largos, barridos lentos y una música machacona, hacen que el ritmo tenga casi paradas cardíacas innecesarias. 


Pero para mi lo peor es la historia en si, y mas que por ella misma, por el enfoque que le dan. No la voy a contar para que cada uno, que vea la película, saque su propia conclusión. 


Las situaciones y los personajes de este film te recuerdan diversas películas tanto futuristas como westerns, y lo peor es, que a ninguno de ellos supera. Puede que mi ateísmo no comulgue con el mensaje de la historia, pero al menos soy coherente con mis creencias o no creencias.

Mi conclusión es sencilla: Si vas a hacer una ensalada con buenos ingredientes y el aliño te sale mal, cambia el aliño o dedícate a otra cosa.
No voy a entrar en mas detalle en “El libro de Eli”: La búsqueda de la esperanza con semejante título sobran mas palabras :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario