Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

viernes, 2 de diciembre de 2011

Cine: Acero puro & In Time (Calamina & Sin hora)

Dos estrenos de CiFi, pueden ser una gran noticia para un fin de semana cinematográfico, y muy sugerente para un aficionado al género (aquí presente). En este caso concreto, con este par de películas, es lo mejor que puedo decir acerca de ellas. Y, con una breve opinión por separado de ambas, puedo cumplir en el post.


Acero puro, es una transposición de una historia bastante reincidida, traspuesta a una época, supuestamente futura. Eso sí, mas civilizada, las peleas son perpetradas por robots, en vez de por humanos. Donde los efectos especiales están a la altura y le dan cierto interés a la puesta en escena. 
Lo malo, de la cinta, es que no se han cortado la mas mínimo en cuanto a los tópicos, tanto de los personajes como de las situaciones; con el agravante de no aportar nada, sólo repetir clichés sin el menor gusto. Claramente, el reclamo es la popularidad del protagonista y su único objetivo la recaudación en esta campaña navideña. 
Dejo claro que si se olvida todo esto, y se va a la sala en plan totalmente superficial, puede resultar entretenida; a pesar, de ser totalmente predecible y simplona.


In Time, nos presenta un futuro donde, la moneda de cambio, es el tiempo de vida de los humanos. Con este planteamiento nos podemos esperar cualquier cosa y, precisamente, eso nos encontramos. La historia chirría desde el  comienzo hasta el final y creo que no convence ni al propio guionista. No obstante, hay escenas de tensión bien logradas, gracias al juego que da el leitmotiv de la película. Yo fui a verla con interés, pero, a medida, que iba avanzando la proyección, se me iban acumulando detalles contradictorios; al igual, que quien quiere disfrutar de un buen bocadillo en la playa, y a cada bocado le trisca la arena.
Es una lástima llegar al absurdo, quemando una historia que termina siendo infumable, llevando por delante unas dignas interpretaciones de los dos protagonistas-antagonistas (la chica es mas decorativa que otra cosa).

No hay comentarios:

Publicar un comentario