Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

lunes, 7 de diciembre de 2009

Bricolaje: Aprovechar un corazón roto

Aunque el material es sensible y el tono parezca sarcástico, como se suele decir, la procesión va por dentro. De una situación adversa se puede pasar a otra menos negativa con solo cambiar el enfoque, eso si, con respeto pero sin miedo.


Lo primero que necesitamos es el material adecuado, un corazón roto en muchos trocitos. No vale uno lastimado, herido, apuñalado, asustadizo o simplemente desconsolado. Para identificar el que necesitamos lo someteremos a unas fáciles pruebas que, por supuesto, debe superar.

  1. Un corazón solo te lo puede romper la persona a quien se ama. Osea que un ligue, un rollete o, incluso, alguien muy querido no valen; esos como mucho lo lastiman un poco y te hieren, algo mas, el amor propio. De hecho no es fácil encontrar muchos corazones rotos en esta época de tanta superficialidad. Quien sabe lo que es amar de verdad sabe a que me refiero.
  2. Un corazón roto no alberga sentimientos hostiles ni malos instintos y menos contra quien lo hizo pedazos. Así que si hay restos de ira, odio, rencor o tan siquiera despecho no nos vale.
  3. Solo lo puede recomponer quien lo rompió. Osea que si se va de cacería buscando cura, e incluso, se usa como reclamo para la posible pieza, lo que te tienen que romper es la cara, por sinvergüenza, si eres cazador, y si eres cazadora, quedarte a dos velas, mientras otra mas honesta se te lleva la pieza.
Ahora que ya tenemos seleccionado el material podemos darle un uso práctico. Y la primera propuesta es fabricar un puzzle:

  • Bien tenemos las piezas que ya hemos comprobado que son legitimas son muchas y pequeñitas. Que mejor entretenimiento para esas tardes solitarias y aburridas, alternar la lectura o el visionado de alguna película, que poner sobre el tapete el preciado mosaico y tratar de recomponerlo.
  • Cada pieza es diferente a la otra pero para nosotros tiene sus propios recuerdos y sus propias sensaciones. No es un ejercicio de auto sufrimiento, al colocar las cosas en su sitio, las heridas de este tipo no se infectan de malos pensamientos o fantasías delirantes.
  • Habrá algún trocito que se resista a encontrar su sitio pero es normal, para eso esta la paciencia y nos da la excusa perfecta, ya con el rompecabezas casi montado (y la cabeza fría), de llamar a quien nos hizo añicos el corazón para ayudarnos a terminar el juego.
Otro posible uso es el de usarlas como fertilizante del árbol del olvido. Cuidado con este proyecto, hay que tomar precauciones, que entraña cierto riesgo :

  • Pues si, es mucho mas fácil de hacer que la actividad anterior. Tan sencillo como coger todos los trocitos y echarlos ahí en el olvido. Como se suele decir: Borrón y cuenta nueva.
  • Este es el uso ideal para los corazones que no pasaron el primer test pero, para los que llegaron hasta el final, no es muy recomendable usarlo como primera opción. Tiene efectos secundarios como transformar el olvido en un vacío irrellenable que a la larga puede ser todavía peor.
  • En cambio, si hemos acabamos la practica anterior (el puzzle) y no tuvimos la suerte de contar con quien nos hizo el picadillo, podemos hacer un abono de primera para el árbol del olvido:
  1. Los malos recuerdos se han quedado en vagos recuerdos y no crearan inquietud.
  2. Las sensaciones desagradables se irán difuminando y no causaran mas desasosiego.
  3. Las pesadillas se irán aligerando y se descansara mejor.
  4. .... Eso también mejorara.

Bueno, el bricolaje ha dado un uso a eso que no nos gusta tener roto y aunque no lo arregle, al menos, pone las piezas en su sitio y ayuda a eliminar parte de lo que no necesitamos.

PD: No olvidar llamar a quien te hizo el estropicio y no, para echar la bronca o hacerte la victima, si no para preguntar si tu también rompiste algo y ayudar a montar su puzzle :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario