Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

martes, 1 de marzo de 2011

Los lideres de de las minorías

La situación actual, con todas estas leyes prohibitivas y polémicas, nos hace llenar de comentarios las redes sociales, blogs y por supuesto la vida cotidiana, con posturas, a menudo, tan extremas como las medidas que criticamos. Hacemos linchamientos innecesarios (no hay linchamiento justificado, es la anti razón), en vez de poner nuestro granito para ayudar a llenar el saco.


 Todos por muy pequeños que seamos o nos sintamos podemos ser comandantes de algo, e incluso, lideres de algún pequeño reino. Solo es cuestión de ponerse a pensar en que destacamos, para los más positivos, o en que somos lo menos torpes, para los de la botella medio vacía.

En mi caso es una cosa bien sencilla, y este blog me puede servir de ejemplo. Voy a poner en un lado a todos los que escriben mejor que Yo, y en el otro, a los que Yo les supero. Esta claro que Yo seria el líder de una minoría, a lo mejor no tan pequeña si incluyera a los analfabetos, pero eso ya tomaría tintes de mal gusto por mi parte; lo dejaré con los que escriben peor que Yo, poquitos pero a alguno ganaré. 

Ahora que soy un dirigente, lo que debo de hacer es comportarme como tal, y dar ejemplo, a los tres o cuatro que lo hacen peor que yo. Para empezar, aunque la tontería (entrada del blog) sea mayúscula, darle una pasada al corrector ortográfico para que, además, no sea aberrante. Después, cuidar un poco los tiempos verbales y la puntuación, para que se pueda leer y se entienda aunque carezca de significado lo escrito (generalmente son tonterías de una mente al 50% de payaso y  de zombie).

Como he dicho al principio, no hace falta ser una celebridad para ser alguien, todos lo somos, por mal e insignificantes que nos sintamos, en cualquier aspecto de la vida. Para bien o mal somos humanos y debemos comportarnos como tales; Comandar a nuestra minoría como es debido, dando apoyo, seguridad y ejemplo, a nuestros supuestos inferiores. 

Siendo tan poca cosa; tenemos esa ventaja sobre los magníficos y los prepotentes, dueños de todo por derecho o por imposición; podemos y somos personas. Estos, por muy grandes y poderosos que se vean y sientan, a su vez son ínfimos, comparados con el Universo al que todos pertenecemos. Si los pequeños líderes de andar por casa, o de blogs del tres al cuarto como este, damos ejemplo de coherencia y de ser lo que somos sin creernos lo que no somos, escogeremos la opción de mejorar y evolucionar socialmente nuestro entorno.

Los líderes espirituales y los magnates del poder saben que no pueden mantener su estatus, sin controlar a esa gran masa humana que somos nosotros. El miedo y la coacción son sus armas contra las diversas sociedades, unas tercermundistas y otras matrixiadas. Nosotros, ellos lo saben, (nosotros también aunque disimulemos) tenemos la última palabra EN TODO pero SIEMPRE Y CUANDO QUERAMOS HACERLO. 

Las buenas intenciones suelen ser las semillas de las buenas acciones y nuestro espiritu de rebeldía es la llamita que evitara que nuestro horizonte sea completamente frío y negro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario