Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

lunes, 14 de marzo de 2011

Los 110km/h

Parece que cualquier cosa que nos imponen es siempre negativa y contra nosotros. La última es el debate de los 110km en las autopistas. La mayor parte de los conductores se ha puesto en contra de la medida y ha aducido un montón de motivos para menospreciarla.
Yo no voy a defender al gobierno con sus propuestas, ni mucho menos, me voy a ceñir a lo que supone reducir la velocidad máxima de circulación, bajo mi punto de vista y de una forma tanto objetivamente como de conductor afectado.


He visto artículos totalmente dirigidos a encrespar los ánimos y con mucha intención electoralista. El Fair Play parece que no existe y la Democracia es un campo de juego donde las reglas se cambian a gusto de los que ponen el dinero y los ciudadanos somos meros espectadores que ganamos o perdemos en función de quien nos cante el resultado. Cuantos conductores saben realmente lo que gastan en litros sus vehículos?, si la medida ahorra o no?, si se va a contaminar menos? o se van a reducir el número de accidentes?.


Hasta catedráticos han hecho análisis de la situación con cálculos tan simples como los problemas de primaria (seremos tontos para necesitar este razonamiento tan básico como irreal?); en la linea de si te tal sitio a cual sitio hay x km, yendo a 120 tardamos tanto y a 110 estos minutos más. Vergüenza les debiera dar a tan magnos docentes, explicar con semejantes ejemplos, casi siempre en contra de la reducción de velocidad, que apenas se ahorra combustible y que por otra parte se tarda mas en llegar. Los atascos, las obras, los tramos a 80, 90 o 100 que haya sólo dos carriles, etc son factores que no han tenido en cuenta y que son reales y cotidianos. Al menos ellos han hecho una estimación, otros sólo lanzan sus negativas por los correspondientes medios de comunicación sin haberse molestado en analizarlo.


El caso real es que con los coches actuales reducir a 110, en los tramos llanos o en los con pendiente cuando se hace ida y vuelta, supone mínimo de 0,5l menos cada 100km y lo normal en torno a 1l. Hablo de lo que pasa cuando se conduce, no cuando se especula, un coche a 100-110 necesita pisar menos el acelerador para mantener esa velocidad, en cambio a 120, de no ser un coche bastante potente con la misma aerodinámica y peso, es necesaria mas presión del pedal. Lo de los tiempos, nadie o casi nadie, puede evitar tramos de baja velocidad antes y después de incorporarse a una autopista, y los atascos o embudos formados son lo que de verdad aumenta los tiempos.


Otro factor que no he visto considerado es que ahora adelantar a un camión es mas difícil y a un autobús ni intentarlo. Cuando hay tres o mas carriles esto es secundario pero con dos la cosa, a ciertas horas puede ser conflictiva al estar saturado el carril de la derecha con filas de camiones y en la izquierda con todos a 110. Si a los turismos se les reduce 10km por ahorro por que a los vehículos grandes no se les baja algo también?


Por último mencionaré que aunque indirectamente, la medida salvará alguna vida y eso no tiene precio. Especular y posicionarse del lado de nuestras simpatías políticas, sin analizar ni pensar por nosotros mismos, es seguir el juego que les beneficia a ellos y no a nosotros. Yo no estoy de acuerdo con la política de este gobierno, la S y la O las perdieron de sus siglas, pero objetivamente reducir la velocidad máxima, tiene mas ventajas que desventajas. En USA pueden seguir fabricando coches que gasten 20 litros y quemar gasolina por el placer de oír rugir esos motores, pero aquí debemos concienciarnos que los excesos los pagaremos nosotros mismos .

No hay comentarios:

Publicar un comentario