Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

lunes, 27 de marzo de 2017

Cine: Hollywood la nueva marca de hamburguesas

Decir la industria del cine americano ha pasado de ser un cumplido a un cliché, similar al de una cadena de producción, donde la rentabilidad del producto impera sobre la calidad del mismo. 
La grandiosidad del séptimo arte con sede en Hollywood es ahora una factoría de remakes, biopics y reboots, eso sí FXesados hasta una transgénesis aguda donde encontrar un simple plano sin trucar es mera utopía. Los guiones originales y que cuenten una historia son excepciones que confirman la falta de ideas del mercantilismo cinematográfico estadounidense y de los diálogos de los personajes mejor ni hablar. :P

Siendo justos hay que reconocer buenas interpretaciones o logradas puestas en escena, oficio y calidad hay; lógicamente, por cuestiones de producción supeditadas, de no ser cine alternativo, a la cadena de montaje de Hollywood. Súper producciones donde la mayor parte del presupuesto se va al caché de las estrellas, a los FX y a una generosa promoción que intente asegurar lo invertido. La mediocridad bien maquillada vale para exhibirse en un museo al lado de las obras de arte, así va la cosa en mi opinión.

No aprender de los errores garantiza que con el tiempo los volvamos a repetir, así o muy parecido todos lo hemos oído y sólo cuando tropezamos en la misma piedra nos acordamos. Otra gran industria americana parangón del poder made in usa sito en Detroit, el automovilismo, es hoy un decorado real y a escala 1:1 de su declive. El cine americano puede terminar en una crisis que, al igual que un gigantesco castillo de naipes, se venga abajo o subsista a duras penas. Películas mediocres las ha habido siempre el problema radica cuando prácticamente todas lo son.

Algunos ejemplos: 

La recientemente ocarizada La ciudad de las estrellas y de contrapunto ¡Canta!, ambas dentro del genero musical. La primera con actores y la segunda de animación con voces muy conocidas. Viendo La la... no me quitaba de la cabeza Cantando bajo la lluvia, así que La La Nada no tenia ni punto de comparación, no creo que esto me pasara a mi solamente, no soy tan raro y a Gene kelly lo volveré a ver con su paraguas y su pegadiza canción y de la otra La La Ná.
En cuanto a Sing (canta), en cambio, con los consabidos tópicos y moralejas, me pareció más entretenida y hasta divertida con una adaptación personaje-animal bastante bien lograda.
Otra reciente, cuyo trailer extendido ya te cuenta todo ahorrántote las dos horas restantes, es El Renacido. Que sí que la fotografía, los paisajes, que la interpretación de Leonardo, etc; pero al final un derroche de medios y presupuesto para acabar bostezando.
Para terminar Logan, otra que se sale, muy esperada con un lobezno de vuelta de todo y sin su prepotencia característica. Hasta los seguidores del cine de súper héroes vimos los agujeros negros del guión. No hacen falta historias rebuscadas sino bien contadas por simples que estas sean. 

No merece la pena hacer la extensa lista, ni mucho menos ranquearlas, para ver cual es la película más mediocre. Acaba empachando ver cine donde el decorado canta más en el guión que en la escena proyectada.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario