Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

domingo, 9 de julio de 2017

Cine: "Fargo la película"

Curiosamente, Fargo es una película que no tenia vista (la he visionado muy recientemente), se me paso en su momento y ha resultado ser la excepción a tanta mediocridad made in Hollywood. Una trama sencilla, que se complica hasta lo inimaginable, de ahí que los sencillo no es precisamente simple, LoL.

La historia esta llena de giros, unos esperados y otros no, de pequeñas tramas domésticas que la hacen más próxima al espectador. Todo esto manteniendo un ritmo tranquilo pero que no permite distracción alguna, cada escena se saborea, cada diálogo tiene su intención y donde la violencia es real, contundente pero sin recrearse.

La interpretación es soberbia, los personajes dicen más con su expresividad y miradas que con sus frases. No hay sobreactuaciones, todos representan su papel como si fuera su vida real, además tan mimetizados con el entorno como la nieve que cubre Fargo.

  • La mujer policía de pueblo con su acento y aspecto, aparte del embarazo, es de todo menos lo simple que pueda aparentar. Su intuición es de un autentico sabuesos siguiendo el rastro correcto. En cuanto a su inteligencia, no quiere destacar, y siempre sabe resolver cada situación con la frase adecuada y sin perder su compostura.

  • El estafador es un pobre hombre con pretensiones, a la sombra del triunfador de su suegro, capaz de urdir una trama criminal donde sus escrúpulos quedan supeditados por el dinero. Sus miradas expresan todo eso y cuando habla sólo lo corrobora.

  • El sicario es un delincuente de poca monta metido a delitos mayores por la simplicidad, en apariencia, del encargo. Su falta de tablas, en estos niveles de delincuencia, se ven cumplimentadas y hasta superadas por su compañero psicópata. Al final, a la fuerza, si aprende a desenvolverse como un criminal...

  • El resto de secundarios, diría yo que hasta los figurantes, están en su sitio correcto, en el momento oportuno, haciendo, diciendo y actuando como auténticos nativos de Fargo.
La verdad es que se agradece ver una película bien dirigida, bien interpretada y con una historia que te engancha desde la primera escena hasta la última. 
Al margen de mi subjetividad cinematográfica: "Lo que está hecho con gusto bien hecho está".

Como no podía ser menos, la banda sonora, sabe acompañar en cada momento a lo que acontece, dando el matiz apropiado y el énfasis cuando corresponde:

                        Sountracks

lunes, 12 de junio de 2017

El estilo o la historia a la hora de leer :P

En la actualidad hay una tendencia a sobrevalorar el aspecto sobre la forma de las cosas. Así, el contenido, queda relegado, sea bueno o malo, al escaparate de su envoltorio; no hay más que ver las tendencias culinarias, creando obras de arte visual, con cantidades mínimas de alimento y enmarcadas en platos sobredimensionados así como sus largas denominaciones. 
(Nos llena más el rimbombante nombre de la comida que el lienzo comestible presentado en el plato)

En las artes, la línea estilo contenido, es tan discutible como difusa y, como siempre, una simbiosis de ambas, redunda en una mejora de la obra. Adentrándome en la literatura y no siendo un lector convulsivo ni habitual, más bien ocasional discontinuo, primo la historia sobre el gusto y la riqueza expresiva del autor.    

No pienso convencer a nadie ni imponer mi criterio, simplemente expreso mi punto de vista, y además esta entrada me servirá de ejercicio practico. ;)
Lo primero es tener claras las cosas:

  • Por ejemplo, para un caramelo o un perfume, es fácil: Por mucho que llame la atención el envoltorio, si el dulce o el aroma, respectivamente, no nos gustan, la predisposición inicial se vuelve contra ellos y nos sentimos, además de defraudados, engañados y traicionados.

  • Un lector habitual necesita ser enganchado por aquello a lo que dedica diariamente horas; así, el estilo de lo que lee, le resulta más importante que la transcendencia de lo que que acontece en la narración. Un chiste malo, contado con gracia, puede hace reír, viceversa no.

  • Un lector ocasional busca una historia que enganche por su fondo, los giros, evocación... si quisiera estilo leería una novela clásica. 

  • Un relato que aúna, tanto una narrativa amena como una trama llamativa, cuenta con el beneplácito de todos sin discusión. Pero, como todo el monte no es orégano, tenemos que seleccionar el resto de hierbas por sabrosas, vistosas o aromáticas. 

Los gustos literarios son personales con lo que no hay mejores o peores, si a alguien le gusta un cuento anodino o soso, nadie debe confundir sus gustos con su condición o capacidad. Solemos encasillar a las personas y permutamos sencillez con simpleza, que si bien, son sinónimos, dejan de serlo cuando los usamos al referirnos a alguien. :D
(Ya pecamos bastante de necios, al sentirnos orgullosos de nuestra suficiencia y soberbia, cuando criticamos donde sólo deberíamos opinar) :P

Por último, si las tonterías son breves, no son menos tontas pero si más cortas. Perogrullo LoL

domingo, 2 de abril de 2017

Cine: "Ghost in the shell" 3D más bien 2.5D

Hay películas que merecen una oportunidad de ser vistas en 3D. Ghost in the shell (2017) es un ejemplo donde la tecnología de los FX y el 3D deben demostrar de lo que son capaces, la historia que vemos lo pide y hasta lo exige. El resultado es bueno para mi pero no brillante, hay detalles que no están a la altura, repito: "para mi".

La ciencia ficción de la trama o yo diría mejor de anticipación, tiene un toque retro, tal vez de como se vería cuando se hizo en 1995 la versión original de animación. Creo que al hacerlo con actores y una generación posterior se debían haber actualizado ciertos detalles y, en otros echarle imaginación.

Otro punto que me deja o se deja la sensación de ver maquetas con fondos 3D, de ahí que me parezca que no esté lograda suficientemente la parte técnica fijando el listón alto. Por supuesto no son FX mediocres ni mucho menos, consiguen la ambientación y el 3D adicional hay momentos que mejora la percepción, en otros no tanto.

En la parte artística, el 3D del personaje es más un 2.5D, también parece que quieren imitar hasta en los andares a los personajes de animación del Ghost in the shell de 1995. La protagonista, tiene un caminar raro, puede ser una apreciación subjetiva mía. Bueno, el que mejor queda es Aramaki (Takeshi Kitano) y encima es el único no doblado. El resto de personajes resultan convincentes y no desentonan.

La historia esta bien, sobre todo el trasfondo y lo que pretende, pero al igual que el resto se queda  medias de ser 3D. Un relato con recursos suficientes para crear una estructura argumental rica y compleja. Al final resulta más plana y simple de lo deseado.

El producto final no desmerece aunque más pulido tanto técnica como artísticamente habría quedado una producción realmente 3D y brillante. Si hay una secuela espero que tomen nota y hagan una puesta en escena más valiente.

lunes, 27 de marzo de 2017

Cine: Hollywood la nueva marca de hamburguesas

Decir la industria del cine americano ha pasado de ser un cumplido a un cliché, similar al de una cadena de producción, donde la rentabilidad del producto impera sobre la calidad del mismo. 
La grandiosidad del séptimo arte con sede en Hollywood es ahora una factoría de remakes, biopics y reboots, eso sí FXesados hasta una transgénesis aguda donde encontrar un simple plano sin trucar es mera utopía. Los guiones originales y que cuenten una historia son excepciones que confirman la falta de ideas del mercantilismo cinematográfico estadounidense y de los diálogos de los personajes mejor ni hablar. :P

Siendo justos hay que reconocer buenas interpretaciones o logradas puestas en escena, oficio y calidad hay; lógicamente, por cuestiones de producción supeditadas, de no ser cine alternativo, a la cadena de montaje de Hollywood. Súper producciones donde la mayor parte del presupuesto se va al caché de las estrellas, a los FX y a una generosa promoción que intente asegurar lo invertido. La mediocridad bien maquillada vale para exhibirse en un museo al lado de las obras de arte, así va la cosa en mi opinión.

No aprender de los errores garantiza que con el tiempo los volvamos a repetir, así o muy parecido todos lo hemos oído y sólo cuando tropezamos en la misma piedra nos acordamos. Otra gran industria americana parangón del poder made in usa sito en Detroit, el automovilismo, es hoy un decorado real y a escala 1:1 de su declive. El cine americano puede terminar en una crisis que, al igual que un gigantesco castillo de naipes, se venga abajo o subsista a duras penas. Películas mediocres las ha habido siempre el problema radica cuando prácticamente todas lo son.

Algunos ejemplos: 

La recientemente ocarizada La ciudad de las estrellas y de contrapunto ¡Canta!, ambas dentro del genero musical. La primera con actores y la segunda de animación con voces muy conocidas. Viendo La la... no me quitaba de la cabeza Cantando bajo la lluvia, así que La La Nada no tenia ni punto de comparación, no creo que esto me pasara a mi solamente, no soy tan raro y a Gene kelly lo volveré a ver con su paraguas y su pegadiza canción y de la otra La La Ná.
En cuanto a Sing (canta), en cambio, con los consabidos tópicos y moralejas, me pareció más entretenida y hasta divertida con una adaptación personaje-animal bastante bien lograda.
Otra reciente, cuyo trailer extendido ya te cuenta todo ahorrántote las dos horas restantes, es El Renacido. Que sí que la fotografía, los paisajes, que la interpretación de Leonardo, etc; pero al final un derroche de medios y presupuesto para acabar bostezando.
Para terminar Logan, otra que se sale, muy esperada con un lobezno de vuelta de todo y sin su prepotencia característica. Hasta los seguidores del cine de súper héroes vimos los agujeros negros del guión. No hacen falta historias rebuscadas sino bien contadas por simples que estas sean. 

No merece la pena hacer la extensa lista, ni mucho menos ranquearlas, para ver cual es la película más mediocre. Acaba empachando ver cine donde el decorado canta más en el guión que en la escena proyectada.
 

lunes, 20 de febrero de 2017

Volviendo a la carga: "De tontos, listos, inteligentes, necios, estúpidos y genios"

Hacia tiempo que no soltaba alguna tontería, ni profunda ni de medio pelo, así que lo retomo donde lo dejé:

"De tontos, listos, inteligentes, necios, estúpidos y genios".




Empecemos por las definiciones básicas, sin acritud, en función de su actitud ante los lances diarios de cualquier índole importantes o banales:

  • Tonto, alguien a quien no se le da bien resolver situaciones por si mismo, suele necesitar que le digan que hacer. Para abandonar este estatus solamente precisa de la intención aprender, en vez de hacerse fuerte en su postura de tonto.
  • Listo, el que sabe mucho y solventa con facilidad cualquier situación cotidiana que conozca. Si la desconoce suele caer en picado y, o bien la elude, o la oculta.
  • Inteligente, sepa mucho o poco, cualquier situación conocida o no, es un desafío para resolver; lo hará con mayor o menor fortuna pero seguro que lo intenta.
  • Genio este suele ir un paso más allá del resto, plantea los problemas y los soluciona. Seguramente por ello son tan escasos, o bien, sus genialidades se nos escapan al resto.

Los otros dos que faltan se pueden definir por extensión de los listos de turno de nuestra sociedad:
  • Necio, es el listo pondera su saber olvidando y escondiendo sus limitaciones creyéndose inteligente. Los inteligentes que si son sabedores de sus carencias se consideran tontos, ·cuando tropiezan con algo que no pueden solucionar, pero de los que intentan aprender a solventarlo.
  • Estúpidos, cuando un listo (listillo, aventajado, creído de si mismo...) no se conforma con creerse inteligente y tontea con la genialidad es un estúpido a conciencia y no por falta de intelecto.

Puestas así las cosas y para ponderar la realidad, afortunadamente, y a pesar de lo dicho acerca de necios y estúpidos, nadie es al 100% ni tonto ni listo ni inteligente (genio ni lo menciono). Todos en una medida u otra y, según la situación que se nos presente, nos mostramos perdidos (tontos), sobrados (listos) o resolutivos (inteligentes).

Como reflexión final diría que evitemos caer en la necedad o la estupidez, seamos listos para lo cotidiano, inteligentes para lo inesperado y pidamos ayuda cuando nos quedamos atascados. Un tonto que quiere aprender es básicamente un inteligente humilde, mucho mejor que comportarse como un necio o presumir de estúpido :P