Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

sábado, 17 de octubre de 2015

Cine: Marte (The Martian) o Matt el marciano

Hay películas que con ver el trailer ya se sabe por donde van los tiros y hasta quien muere, si muere alguien. Con Marte o el marciano no hubo ninguna sorpresa al respecto, cumple con lo que ofrece el vídeo promocional, y así transcurren las dos horas y cuarto de la proyección.
Para mí, lo mejor de la película, fue el enfoque de la historia limitando el dramatismo y, con una narración en primera persona en tono desenfadado que sin llegar a ser ni comedia ni sátira, nos va contando su situación. Los acontecimientos, jugando con las distancias astronómicas entre el protagonista y la tierra, enmarcan el contexto de insignificancia y soledad del protagonista. Se puede hacer un poco larga, para remediarlo el guión aporta salpicaduras circenses del más difícil todavía, y conseguir que la audiencia no se aburra. Otro detalle que mantiene la atención y, a la vez, refleja las condiciones vitales es la monitorización de la presión, oxígeno y temperatura; en cuanto la ocasión lo requiere, no aparece sin venir a cuento.

No voy a hacer spoiler pero si comentar dos detalles, uno malo y otro bueno para mí(por supuesto), de esta odisea marciana. En el comienzo hay una escena, que da lugar a todo lo que ocurre después, mal planteada y no resulta creíble; se podría haber llegado a la misma situación estando bien hecha y siendo coherente.
Lo bueno, al final todo queda cerrado sin cabos sueltos y es un punto a su favor para las dos horas y pico de proyección.

En definitiva, The Martian es un film más futurista que de CiFi, sin muchos detalles científicos para que sea fácil de entender, mostrándonos una visión de los que puede ser en unos años los viajes a Marte. El formato se asemeja mucho a un docudrama con un tono desenfadado y aderezado por canciones disco exigidas en el guión :)
Esta producción casi parece un encargo publicitario de la agencia espacial, eso sí con buen rollo, para promocionar futuras misiones a Marte.

A mí no me aburrió, eso ya merece el aprobado por aguantar las dos horas y cuarto de proyección. En el desarrollo, los aciertos y fallos del guión hacen tablas; mientras que el final, al no dejar puntos sin respuesta, le sube algo la puntuación. Creo que no llega al bien pero si aprueba sobradamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario