Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

lunes, 21 de septiembre de 2015

Cine: "Vive y deja morir" o mi primer Bond

A un par de meses vista del estreno de la última película de la serie de James Bond titulada SPECTRE quise rememorar mi primer 007 en el cine. Han pasado más de cuarenta años y fue en época estival, en aquellos tiempos del siglo pasado existían los cines de reestreno, vi la primera participación de Roger Moore como James Bond.


Las dos horas de proyección fueron dos horas fueron un espectaculo nunca visto por mí en el cine, las otras películas de acción que yo había visto estaban, al menos uno o dos peldaños, por debajo. El protagonista era un viejo conocido de mi infancia cuando hacía de El Santo y más recientemente pareja de Tony Curtis en Los Persuasores.

Yo he visto películas desde que tengo memoria y mis ingentes horas de cine me conceden, al menos, el beneficio de la duda sobre la calidad de lo que visiono. Por eso mismo, me ratifico al decir que Vive y deja morir, fue un referente como cine de acción para mi. El tono de comedia que aportaba el Sheriff Pepper, era como su apellido, un toque de pimienta en una interminable persecución de lanchas.
Los diálogos ácidos y el humor negro, desde la primera secuencia, fueron otra constante que mantenía el ritmo de la proyección. A la presencia del Santo como 007 se unía otra conocida cara de los años 60, el capitán Lee de Viaje al fondo del mar, haciendo de Felix Leiter agente de la CIA. Fue una proyección llena de gratas sorpresas y me sirvió, como un excelente reclamo, para tratar de ver el resto la serie de James Bond.

Los sugerentes títulos de crédito del comienzo, con el tema de Paul McCartney, ya iban avisando de lo que iba a suceder. Al final, volvío a sonar el tema principal y ya casi, al encenderse las luces de la sala, en la pantalla aparece el aviso de la siguiente entrega El hombre de la pistola de oro. Siendo ese es mi último recuerdo de tan especial sesión de cine. 
Lógicamente, he hecho los deberes y he vuelto a ver la película, después de los cuarenta y pico años que han transcurrido se notan muchas cosas; Pero, la esencia de lo que fue, sigue presente y puedo decir que me entretuvo de principio a fin. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario