Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

domingo, 20 de enero de 2013

El final de Fringe o infringe tu imaginación

Después de cinco temporadas o cuatro y media, la última se fijó en trece capítulos, FRINGE cierra sus dos dos mundos paralelos, al menos en la TV de nuestro planeta.

Para mi el interés de las primeras temporadas se fue diluyendo en las siguientes. Las situaciones que nos mostraban eran atractivas y hasta adictivas para los simpatizantes del genero de CiFi. La trama de los casos que investigaban, junto con la temática personal de los protagonistas creaba esa combinación que tan bien suelen consiguen las series americanas, al menos, en su primera temporada.

La cosa iba tan bien que algunos fallos de personajes o historias desincronizadas no devaluaron mucho la tónica general. El problema, a mi modo de ver, viene cuando se van sucediendo episodios de relleno y las temporadas nuevas sólo consiguen confundir en vez de sacar partido al clímax presentado. El final de la cuarta temporada supuso la debacle y la linea de guión por la que optaron seguir propicio una última temporada a partes iguales de pena y gloria.

El desenlace final resulta previsible, incluso antes que lo fueran dando a conocer en la trama. Para mi, lo más acertado, fue dejar fijada la fecha de la última entrega. Los once primeros episodios fueron bastante irregulares, con una trama y puesta en escena mas cerca de la mediocridad que de la originalidad, nada que ver de como se dio la serie a conocer. 
Y por fin, el 18 de enero de 2013, dos capítulos en una entrega doble, pusieron el final a toda la serie. Para no desvelar la trama, solo diré que retomaron algunas cosas de sus orígenes como guiño o cierre de algunos cabos. El resultado..., que cada uno saque sus propias conclusiones, para mí acorde con la última etapa.

Cuando los guiones, se pierden en líneas de tiempo para saltarse sus fallos o incoherencias, resultan admisibles sólo la primera vez. Así, cerrar el kiosco sin esperar a tocar fondo, resulta la mejor opción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario