Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

martes, 19 de abril de 2011

Barrio Sésamo: Charlatanes y bocazas

A simple vista parece fácil clasificar y diferenciar a la gente habladora. Básicamente, tenemos a los charlatanes por un lado y a los bocazas por otra parte. Los primeros son aquellos incapaces de estar callados y hablan de lo que sea, sepan del tema, o no tengan ni la menor idea del mismo. Los segundos, en cambio, nos caracterizamos mas por hablar fuera de lugar, que por la cantidad de nuestra verborrea; generalmente, tenemos algo de conocimiento, pero Murphy parece ser nuestro asesor, y así nos va cuando abrimos la boca.


Es normal que los hombres con nuestra limitación comunicativa, todavía usamos los gruñidos cuando no encontramos la palabra apropiada o no nos molestamos en buscarla, tengamos tendencia a ser el inagotable charlatán que se enrolla con todo y todos y no calla ni en un velatorio, o bien un hablador mas moderado que aguanta ratos de silencio pero cuando abre la boca, no se preocupa mas que de soltar lo que va a decir descuidando la forma o si es oportuno o no el comentario.


Con las mujeres habladoras, la cosa se complica dada su facilidad comunicativa, pueden ser charlatanas infatigables y además bocazas. Ciertamente son los casos extremos, he querido mirar estadísticas de share televisivo, pero haberlas las hay. Por supuesto no existe ninguna acritud en el comentario; si alguna lo lee y se siente ofendida que cambie de canal, en este caso, de blog.


Yo era incapaz de memorizar una lección de historia, por lo que facilmente metía la pata dos tres o... veces, en cambio, podía replicar, hasta la saciedad o agotamiento, al profesor de turno la baja nota obtenida; por lo tanto un bocazas. Otros conoce la vida de cualquier famosete o arrimado como si fuera la suya y la de su propia familia, pasarse el día entero hablando de ello y repitiéndolo sin fatiga; estos son los charlatanes. Casos extremos existen, por parte de ambos ejemplares de la palabra, lo normal es ser usuarios avezados o como mucho avanzados; un poco de sentido común nos queda y no estamos todo el rato dando rienda suelta a la lengua. Bueno, hay días que si.


En una conversación donde nos juntamos algún bocazas con un charlatán (eludo, a propósito, los géneros y dejo la suspicacia para las réplicas, si las hubiera), la expresión diálogo de besugos adquiere sentido literal, cualquier oyente externo puede dar fe de ello. Como en todo, el sentido del humor, es quien define el terreno de juego y puede ser lo mismo un divertimento de variedades, que una bronca épica, que un aluvión de verborrea sin ton ni son.

lunes, 18 de abril de 2011

Cine: "Sin límites" y "Al límite"

Con una cartelera floja, como la de la semana 14, es complicado, a pesar de la diversidad, escoger algo que sea digno para pasar el rato. Se puede estar mas o menos receptivo, e incluso complaciente, pero si lo visionado no llega a ser entretenido, el beneplácito se transforma en aversión a las salas cinematográficas, durante una temporada de cuarentena o más...


En "Sin límites" la fortuna me acompañó y no me arruinó la ansiada diversión. El título da mucho juego y lo mismo refleja situaciones de la película que impresiones de la misma. Los giros de la trama, partiendo de un presente al límite que da paso a un amplia vuelta atrás en el tiempo (flashback), que no es precisamente original; en cambio, si crea una espiral de suspense hasta que vuelve a retomar el presente de nuevo, como un eficiente resorte; justificando el empleo de este recurso cinematográfico.


Los variopintos personajes, que aparecen en la historia, dan un relieve mas amplio a la trama central y su evolución. Están al límite de la credibilidad y, para mi, su mayor exponente es el prestamista, con un acento, que roza la tópica caricatura; pero que a la vez realza su malvada personalidad. 


La parte final de la película, y el desenlace también, están al límite de la coherencia. Unas cuantas escenas a modo de resumen hasta la mínima expresión, acompañadas con una oportuna explicación, en off, del protagonista. A pesar, de todas estas limitaciones, el balance es positivo en conjunto. Como suelo decir, mayor de lo esperado, con lo cual el entretenimiento sale ganando y una nueva visita al cine queda garantizada :-)


PD: esta entrada era anterior a la de Código fuente, por eso en aquella, hice el comentario acerca de mi buena suerte, últimamente, viendo películas en el cine, esta estaba dentro de ese lote.

domingo, 17 de abril de 2011

Cine: Código fuente o el manantial de los mundos paralelos

No se cuando acabará mi suerte, en otro mundo paralelo ya habría tirado la toalla y no vería mas películas (por ejemplo), llevo una racha de aciertos y temo, que si no salto la banca de los estrenos, me lleve una decepción. Esta última que he visto, ha estado bien desde el principio hasta los varios finales que presenta. 


Código fuente es una historia cuyo ritmo recuerda al curso de un río, empieza trepidante con una música que le da mas énfasis a una situación que presagia algo grave. Continua con intentos, algunos desesperados, de salvarse de un fatídico desenlace. Llega a una zona mas calmada, ante la confusión del protagonista, por lo que le está aconteciendo. Y, justo antes de la desembocadura, retoma una zona de rápidos, para terminar en un delta con varias salidas al mar.


La interpretación del protagonista, hace creíble esta situación inverosímil, apoyado por una oficial de lo mas expresiva aun cuando no habla. El resto, están en su papel y son convincentes, creo que no desentona nadie; ni por exceso, ni por defecto.


Hay un momento en la historia donde el abatimiento del protagonista, justificado, provoca un desajuste (me refiero dentro de la película) que lo arreglan con un tópico, en este caso, previsible. Bueno, si esto lo hubieran pulido un poco mejor habría sido una obra maestra en cuanto a un ritmo acorde con la situación, pero tampoco es un fallo que le quite mucha nota y, por supuesto, es algo subjetivo del que escribe.


Los finales, yo diría tres y puede que más, son convincentes; sobre todo el primero, con un plano tridimensional de la escena, es un plus que compensa, lo comentado en el párrafo anterior. La historia es dramática pero no crea trauma ni deja amargura, abre una expectativa que enriquece la imaginación.


A modo de propina, mi comentario publicado en: http://www.lacasadeloshorrores.com donde, por supuesto, se puede ver una crítica mas profesional de esta y de otras películas:

Para mi el comienzo con esa musiquilla que le impone un ritmo casi frenético a la historia es impactante. Me recordaba a la música de "con la muerte en los talones" por el efecto que le daba a la misma.
Para mi no es perfecta, el ritmo decae, justificadamente, y vuelve a tomar el mando, el problema es que esa parte no la veo pulida del todo.
El final, o mejor dicho, los finales están mas que aceptables, todos.
En definitiva, algo de imprecisión en los tempos y los inevitables tópicos eso si, no exagerados; son la pequeña parte negativa de esta aventura tridimensional sin 3D. Por lo demás es una película mas que recomendable y con un resultado, a favor, por encima de sus pretensiones.   

domingo, 3 de abril de 2011

Cine: Bienvenidos al sur después de haber estado en el norte

Después de ver el año pasado "Bienvenidos al norte" no me apetecía mucho ver la respuesta italiana. Y no por que la del norte no me hubiera gustado, me pareció una comedia costumbrista bastante correcta y hasta divertida, mas bien por miedo a una replica redundante y burda.


Ciertamente, "Bienvenidos al sur" es una copia casi literal de la producción francesa, salvo por la situación geográfica y los paisajes. Lo bueno es que es una traducción a las costumbres italianas y las similitudes perfectamente traducidas. La interpretación también sigue la misma tónica y no llega a ser tan excesiva como se podía prever. Así, el resultado es igual de correcto y divertido que la precedente.


Tal vez, al ser un remake, se podía haber limado y depurado la historia. En cambio, se mantiene igual y de esta manera la comparación entre ambas es mas objetiva; aunque subjetivamente nos decantemos por una u otra, o como en mi caso, estén al mismo nivel y ambas me diviertan.

sábado, 2 de abril de 2011

Barrio Sésamo: Emociones fuertes o sensaciones fuertes

Confundir o entremezclar términos es algo habitual, por ello, se suelen banalizar las emociones con las sensasiones. Fuera de contexto resulta, a mi modo de ver, algo ridiculo y falto de tacto. Lo que nuestros sentidos captan son sensaciones y lo que sentimos internamente son emociones.


Cuando se producen percepciones de peligro si disparamos las alarmas y la emoción del miedo toma las riendas, para bien o para mal, paralizándonos o haciéndonos enfrentar a la situación. También, escuchando una determinada canción, o viendo una escena de una película, o leyendo un pasaje de un libro, podemos desatar las mas diversas emociones.


Lo que quiero decir, es que los sentimientos son propios de cada uno, y que estos, son los que realmente provocan las emociones. Lo que captamos con los sentidos puede evocar o distraer, pero no crear emociones. Seguramente, mi forma de interpretar las cosas, no tenga mucho sentido, sólo sea otra tontería más en este blog, pero; el ejercicio de pensar y soñar nos mantiene vivos, a mi, al menos :-) 

Cine: Destino oculto

Hay muchas formas de ver o interpretar las películas de ciencia ficción, seguramente, cada uno tengamos nuestra particular visión de este género cinematográfico. El ámbito de este tipo de historias es muy amplio y cada una de ellas aporta su particular luz al Universo de la anticipación.


"Destino oculto" es una historia fantástica o real del mundo actual, donde nos muestra una versión de como se materializan los destinos de las personas. Lo más peculiar, a mi modo de ver, es el hecho de no haber buenos ni malos y que  el cambio del sino... al final de la película veremos si es o no posible. Otro hecho interesante que rompe, en cierta medida, con los cánones de las producciones de CiFi, es el uso minimalista de los efectos especiales.


La trama es perfectamente creíble y posible, las situaciones que aparecen y la interpretación de la pareja protagonista están en su justa medida, para refrendarlo. Si le quitáramos algunas escenas podría pasar perfectamente por un drama-comedia romántico, sin exceso ni de amargura ni de azúcar, vamos como los de la vida cotidiana. Los insertos fantásticos le sirven para dar interés y suspense a esta historia.


El "hado" esta latente pero presente en toda la trama; de este modo, la mitología y la la ciencia ficción, rompen el espacio tiempo y se dan la mano. Una trama sencilla, con toques sobrenaturales, hace que los cien minutos de película se pasen entretenidos. Tiene algunos detalles simplones, que se puedan pasar por alto, al tratarse de una trama amable y sin pretensiones fuera de lugar. El final  es correcto, y puede abrirnos un poco la mente hacía ciertos valores, mas allá que a la superficialidad de una vida cotidiana y material.  

Cine: Mañana, cuando la guerra empiece

Las películas de adolescentes o pre adultos suelen caer en los tópicos mas previsibles y acaban siendo caricaturas de si mismas, sea cual sea el genero cinematográfico que aborden. Esto es como norma general, para que sean de consumo y comerciales.


En "Mañana, cuando la guerra empiece" prácticamente todo el elenco son jóvenes. La historia no es original, ya se ha visto en otras ocasiones, pero el enfoque y la interpretación le da un aire de frescura que le des-encasilla, en cierta manera, dándola un saldo positivo, a mi modo de ver.


No se libra de los tópicos de este tipo de historias y personajes afines, pero quitando un par de ellos que me parecen demasiado previsibles, el resto es digerible. La latitud en donde se desarrolla la trama, el contraste paisajistico y el carácter de los protagonistas, aportan mas credibilidad al guión. Las invasiones made in USA a base de pirotecnia de FX sólo aportan espectáculo y humo.


El final de la trama queda abierto para una secuela o serie TV, pero es digno y consecuente. Lo principal para mi es que me resulto entretenida y, a pesar del dramatismo de lo visionado, evasiva.