Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

sábado, 19 de noviembre de 2011

Palabra y credibilidad en la jornada de reflexión

Todos sabemos, no creo que sea una presunción mía, que nuestra credibilidad va ligada al valor de nuestras promesas. Dar nuestra palabra, conlleva que si no somos coherentes con ella, estaremos en entre dicho mientras no podamos demostrar lo contrario. 


Los políticos sólo se pueden llamar mentirosos entre ellos. Todos los demás, debemos aceptar su palabra como buena, dado que la cumplan o no, siempre encuentran un matiz que la valide. Es un juego que practican, tanto los que gobiernan como los que que quieren gobernar; para llevarse el gato al agua, de la opinión pública como el respaldo de su veracidad. 


Es un hecho, que las primeras legislaturas de cualquier signo han sido siempre mejores, que cuando han repetido. El segundo mandato, refrendado incluso con mayorías absolutas, les ha hecho perder la cabeza (UCD), dejar de ver el horizonte (PSOE), e incluso tener tintes de tiranía (PP). Ahora estamos, otra vez, a las puertas, salvo sorpresas, de un nuevo cambio político. 


Pero, también es cierto, los revulsivos cuanto mas se usan menos eficaces son. Estamos en un momento en la historia del mundo, y de España, donde los matices enmascararán las mágicas promesas de nuestros electos dirigentes. Después de haber pasado por esto en varias ocasiones, seguimos sin querer aprender.


Hemos escogido el camino fácil de seguir dejando que nos engañen con promesas electorales, que se matizan al día siguiente de la victoria, y programas políticos infumables; de no exigir una pluralidad real y que cada escaño valga los mismos votos lo ocupe quien lo ocupe; y, por encima de todo, de no participar activamente para que ello se pueda producir. Tenemos lo que nos merecemos, es mi reflexión.


Todo esto viene a varias situaciones que han confluido hoy 19 de noviembre. Es curioso como se sincronizan las cosas. tanto las  personales como las públicas, en días señalados. Seguramente, pasa mas a menudo de lo que pensamos, en mi caso, sobre todo, je je je. Esta mañana, al despertar, me he enterado y me he dado por aludido. Se da el caso que hoy es la jornada de reflexión previa a las votaciones de mañana y que, yo por mi parte, también reflexionaba sobre otros temas... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario