Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

jueves, 17 de febrero de 2011

Más allá de la vida y del cine basura

Clint Eastwood presenta una película tan sencilla como convincente abordando un tema, muy dado al escepticismo o al fanatismo, salvado con elegancia en esta obra.


Más allá de la vida, el título no engaña, recoge las experiencias de varios personajes dispares que, también de diferentes motivos, se han enfrentado o encontrado en esta situación limítrofe, entre lo que llamamos vida y la muerte. Las historias son sencillas y el desarrollo de las mismas acaba con una conexión entre ellas, como desenlace de una trama lineal y sin trampas.


Es estilo narrativo mimetiza con la ubicación de las escenas, así a mi modo de ver, la película es dos terceras partes europea, en cuanto a concepción y desarrollo (incluido el desenlace) y el resto fabricación USA. Lo que está claro, es que Clint no es un novato contando historias y sabe, a pesar de un ritmo lento, de escenas largas y con bastante diálogo, entretener y que nos dejemos llevar las dos horas de proyección.


Creo haber leído por ahí que clasifican a esta historia una obra menor del director. Bueno, no es la mejor de su carrera, pero tampoco es menor, para mi es mas que digna y confundir una historia sencilla con una simpleza, ya denota la profundad de quien lanzó semejante comentario. También las cinco notas iniciales de la 5ª Sinfonía de Beethoven son sencillas, pero sólo se le ocurrieron a él.


Para mi una curiosidad de la película es el despliegue de Efectos Especiales (FX) del principio, algo que no recuerdo en la filmografía de Clint Eastwood, y que por otra parte están justificados, dando pie a uno de los ovillos de la trama. Otra cosa que le puedo agradecer, sé de su carácter crudo narrativo en algunas ocasiones, es la forma de tratar las escenas dramáticas sin recrearse ni buscando el morbo, aunque es difícil que no se nos escape alguna lágrima en la historia de los niños, la mas sensible de las tres que se van simultaneando en la pantalla. 


Por último, y sin descubrir el final, la forma en que aborda el delicado tema que a todos nos llegará, es realista y abierto, sin buscar fantasmas ni crear tensiones. Tal vez después de verla, nuestra opinión sobre el asunto sea mas en la línea del film, sin aferrarnos a convencionalismos tanto religiosos como escépticos. Resumiendo, para mi, es una película dramática que no busca hacer daño innecesario, da una tercera alternativa al enigma de la vida de una manera tan simple y elegante; que se podría confundir con algo insulso y vacío, si buscáramos comparaciones, por otra parte innecesarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario