Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

jueves, 30 de diciembre de 2010

Cine: El Padrino ya casi cualquiera es capaz de hacerla

A parte de escribir y leer mis propias tonterías, también suelo visitar otros blogs, los referenciados en este, y otros temáticos, encontrados por casualidad, o a través de enlaces diversos. Pues bien, en varios, afines al cine, que me  parecieron coherentes y equilibrados en un principio, tuve posteriormente que revocar mi primera impresión.


La causa, sencillamente, fue el hacer comparaciones y juicios de valor, utilizando grandes películas, y o sus directores, como referente al film analizado. Todo tiene cabida en cuanto a gustos personales, pero este tipo de comparativas están fuera de lugar, si el autor de la misma no demuestra suficiente solvencia en el medio y en el conocimiento del tema.


Mi crítica, en este caso puedo hacerla, es hacía los blogeros que se permiten realizar estas comparaciones. Seguramente, sus conocimientos cinematográficos me superen holgadamente, pero su sabiduría no justifica esa falta de respeto. 
Me explico, hay gente joven que no ha visto El Padrino y se puede fiar, por simpatía o afinidad, de dichos críticos aficionados, e incluso hacerse eco de dichas comparaciones. En definitiva, flaco favor, al cine. A los que nos gusta dar caña por estos medios y tienen bastante difusión (mi limitado seguimiento me excluye de esto), deberían tener cuidado con lo que divulgan. Se puede ser original y entretenido sin perder la coherencia.


Creo que si en la historia del Cine hay una película que puede ser referente del séptimo arte es la de "El padrino" , cinematográficamente y gustos aparte, es un compendio y un manual completo, en todos sus aspectos, de como hacer cine. No creo que haya crítico que pueda objetar de las interpretaciones, de la puesta en escena, de encuadres, iluminación, adaptación y coherencia del guión, banda sonora perfectamente integrada, etc. No creo que tenga que hacer mas publicidad de la misma.


Por ello, que comparen a El Padrino o su director con otro film y otro director, se me antoja fuera de lugar. En cuanto a gustos habrá realizadores y otras películas, pero ninguna rezumara  esencia de cine de principio a fin en todos sus aspectos. Parece que soy un defensor de El Padrino, la verdad es que no, mis preferencias van por otros derroteros; Pero, es una de esas películas, que dan sentido real, no solo literal, a lo del Séptimo Arte.


No me voy a seguir enrollando, y para muestra, el  comienzo la primera entrega de El Padrino. En estos, casi siete minutos, hay mas cine que en muchas filmografías:

Lo bueno, bueno es, no sólo lo parece.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Tocando fondo, a lo mejor no tanto y a lo peor casi

Si hay una frase que usamos a menudo, mas de lo debido y afortunadamente exageramos, es la de que estamos tocando fondo y que la cosa no puede ir a peor. La cosa no está para chistes pero tampoco vamos a ser alarmistas.

Hay muchas situaciones y circunstancias que nos hace sentir fuera de sitio, tanto que creemos sentir el vértigo de un abismo sin fondo. La verdad suele ser otra, afortunadamente (van dos veces ya), nosotros mismos magnificamos las situaciones tanto las buenas como las malas. Si, parece que nos gusta o estar eufóricos o depresivos y pasarnos la existencia haciendo dientes de sierra con nuestros biorritmos.

Siendo honestos, si ha podido haber alguna adversidad en nuestra existencia que se haya hundido hasta el fondo; el pero es que, consciente o inconscientemente, tenemos un instinto de supervivencia, posiblemente nuestro último vestigio de rebeldía, innato que nos protege en estas  duras situaciones aunque sea en contra de nosotros mismos.

Para ser coherentes, tanto para las cosas buenas como para las malas, con un muy bien o un bastante mal, es suficiente y para situamos en el escalón adecuado de nuestro estado de ánimo, en esos momentos que creemos que nada vale nada. Es fácil decirlo pero llevarlo a la practica en el momento álgido es otra historia. Pues no, por mal que se esté con motivo o autosugestionados, no se nos ha ocurrido, nunca, pensar que en el fondo donde creemos estar, todavía se nos puede hundir el suelo bajo nuestros pies.

La manera menos dura de afrontar estas difíciles situaciones, en todos los ámbitos, es la de fijar nuestro nivel real y no decir directamente 0. Cero es nada, uno muy poco pero es algo, y nuestro instinto de supervivencia hará el resto, paso a paso. Somos mas fuertes de lo que nos creemos y solo necesitamos ponernos a andar para demostrarlo. 

PD: Cuando creemos que hemos tocado fondo todavía se nos puede hundir el suelo que pisamos.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Publicidad, broma o mala leche

Para la limitada difusión, casi personal, de este blog; es curioso que con la siguiente entrada de búsqueda en google, aparezca una referencia a un mensaje que nada tiene que ver, de mis tonterías:



Lo puedo tomar como una publicidad indirecta e intencionada, una broma del indexador de google o mala leche por parte de alguien. No voy a traducir la búsqueda, a simple vista, se ve que es insultante y por las visitas, a través de servidores anónimos, que ha tenido cierta difusión en esos ámbitos. 


En fin, la broma de los hombres trajeados saliendo de un coche negro, se puede hacer real sin comerlo ni, mucho menos, beberlo. Claro está, que serán agentes en prácticas, los especiales y los doble cero los tienen para salvar al mundo de que sepa la verdad de las actuaciones de sus diversas agencias de tres siglas.


Somos pequeños muy pequeños, pero Internet no desperdicia un sólo bit y te pueden encontrar en la densa nube informativa que tienen. Esta anécdota, por llamarla de alguna manera, del Google, lo demuestra y a esperar acontecimientos. No por ello voy a dejar de seguir siendo un bocazas y desbarrar mas de lo debido, pero como dije al principio de la historia de este blog, es una vía de escape al mal humor y al estrés de la vida cotidiana.

viernes, 10 de diciembre de 2010

La teoría del Iceberg

Durante este último largo fin de semana, con puente incluido, se ha visto como volvíamos a la época del oeste americano, realizando juicios rancheros para justificar el posterior linchamiento. Con todos los años que han pasado, en cuanto nos dan ocasión, volvemos a coger el revolver y la soga para ajustar cuentas. Al menos, ahora ha sido verbal y no literalmente, en eso si hemos avanzado.

El tema de los controladores, es mas profundo que una simple pataleta, de esos empleados por cuenta ajena con un sueldo envidiable por cualquiera. Todo es mas complicado y el humo no deja ver el origen de los diversos focos del fuego. Ante una situación de estas al afectado le importa poco quien tenga razón o que ha motivado la situación. Le han jodido el puente y eso no tiene perdón ni excusa.

Yo no he sido víctima de esa situación, pero entiendo la frustración de quien no puede disfrutar de algo de lo que se considera merecedor, lo tiene bien pagado y planificado para su diversión. El cabreo no solo no mejora la situación, si no que la empeora, esto es algo que sabiéndolo de antemano, lo hacemos cada vez que se nos presenta la ocasión.

A toro pasado y después de la resaca visceral, nos percatamos que hay mas tema y mas situaciones vinculadas, si queremos verlo. La teoría del Iceberg nos dice: Lo que vemos es sólo una décima parte de lo que hay oculto por debajo. Los no afectados hemos tenido ocasión de comprobarlo al poder manejar mas información de todos los frentes y sin la crispación de la contrariedad. Efectivamente, la trama tiene bastantes hilos, y lo de los dichosos controladores ha sido la distracción. No voy a patalear pero si decir cuatro o cinco cosas al respecto:
  • Las prestaciones sociales escamoteadas; al margen de los recortes leoninos, a los controladores, para provocar la deflagración. 
  • Los precios del combustible en alza y bien.
  • La subida del tabaco para acabar la odisea.
  • Esto unido a los dos puntitos del IVA de este verano, a ver como nos venden lo de la inflación de este año.
Por todo este engaño de trileros de nivel nacional:
  • Reniego del partido en el poder por el mal uso que hace de su poder y peor aun de sus intenciones, en absoluto, para beneficiar a sus electores.
  • Reniego del partido de la oposición por no colaborar en una estabilidad, permanecer en la sombra esperado que su rival se estrelle, y no aportar mas que crispación, solo para decantar la intención de voto a su sede.
  • Reniego también de nuestro propio comportamiento por creernos sabedores y jueces de todo poniéndonos al mismo nivel que aquello que reprochamos, al no contemplar todas las vinculaciones y aspectos.
  • Reniego de los medios de comunicación, en general, por sus intenciones partidistas para influenciar nuestro criterio y desinformarnos o hacerlo inadecuadamente.
  • Reniego, por último, de mi mismo por ser mero testigo y hacer muy poco o nada para intentar cambiar algo, aunque mi rebeldía innata me lo eche en cara a diario. 
PD: Quedan mas cosas en el tintero y mas tramas pero, por una vez, no me voy a comporta como aquellos que critico. Así, al  menos, me evito el cabreo.

martes, 7 de diciembre de 2010

Monólogo: La idiosincrasia de las mujeres

Este post no es discriminatorio, ni insultante, ni vejatorio, contra las mujeres. Simplemente es una aportación personal, sobre su complejo carácter y su forma de actuar en ciertas situaciones, que rompe con la lógica simplista de los hombres.


En el genero humano, quien tiene las cosas claras del entorno que le rodea, y sabe con certeza sus metas, desde casi el principio de su existencia, es el sexo femenino. Es algo que va unido con sus capacidades perceptivas y funciona en automático. Creo que no hace falta ser muy inteligente, ni que entre en detalle, para habernos ya dado cuenta de ello.


Los juegos típicos de las niñas, son auténticos entrenamientos y desarrollo de sus capacidades. Los niños, en cambio, practican con la imaginación en el sentido mas lúdico. Aparentemente todo son juegos de niños, pero como prueba de lo que digo, solo hay que observar la diferencia de madurez intelectual y social, que tienen los críos y las crías, justo cuando empiezan en el instituto con doce años.


Con esta ventaja, las mujeres no necesitan ser manipuladoras activas (que las hay), para organizar su vida y obtener, en la medida de sus posibilidades, lo que ambicionan. En casos extremos y en sociedades discriminatorias, lo tienen mas difícil, pero en el mundo que yo conozco, la mayoría aprobaría con buena nota.


En el juego social y por lo tanto de relaciones, las mujeres aplican una reglas muy suyas que matizan en función de los acontecimientos. Es muy normal, que como base de una relación o amistad, pidan sinceridad y comunicación, internamente dan por hecho que el hombre es propenso a mentir y ocultar cosas. Es una jugada brillante; los hombres que ocultan cosas y engañan creen que ellas no lo saben, mientras, los honestos piensan que están jugando en igualdad con las mujeres.
La realidad es otra bien distinta; Las mujeres saben, perfectamente, cuando y que preguntar para desbaratar a su oponente. Creo, que todos hemos sudado en alguna situación de estas, y, a veces, hasta por algo sin mayor importancia.
Por otra parte, cuando ya no les interesa seguir, directamente, se olvidan de la sinceridad y de la comunicación haciendo borrón y cuenta nueva. Su capacidad de pasar de cien a cero es instantánea y unilateral, algo impensable, por los hombres, en un ser sensible y social.


Seguramente a nivel laboral, haya colectivos y empresas que discrimine al sexo femenino, lo cual me parece totalmente fuera de lugar. Socialmente, en cambio, ellas generalmente siguen dictando las normas y continúan con su situación de dominio. Lo que se se lleva dentro, se practica toda la vida desde la infancia, es complicado después de compartir en igualdad.


Esto que he comentado es valido y de aplicación para cualquier tipo de relación, afectiva, amistad, laboral, la que sea. Alguien ha intentado ganar a un trilero?, si? pues como sea bueno, no necesita hacer trampas para llevarse la apuesta casi siempre. Lógicamente, esta tontería de hoy, es mi apreciación personal, a lo largo de bastantes (muchos) años, tanto como participante o como testigo. He presenciado, involuntariamente, conversaciones entre chicas, que eran auténticas disecciones forenses por cosas triviales, en las que han hecho gala de su pulso y certeza. De lo personal me lo cayo, que por algo es personal. :)


No voy a echar mas leña al fuego, cada uno tenemos que asumir nuestro papel, hombre o mujer. El sentido de rebeldía y la perseverancia, son los estímulos que nos pueden dar opción de igualar esa partida, con esas reglas tan elásticas, que ni con la experiencia llegamos a controlar (jugando honestamente). Es el mayor de los desafíos cotidianos, de nuestra vida social, con las mujeres.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

iPad o no iPad

Hace ocho meses que salió al mercado, y se agotó, la tableta con que Apple abrió una nueva alternativa en el panorama informático. Ahora es fácil de encontrar y adquirir esta pequeña joya, o capricho, a medio camino entre ebook y entre netbook.

Desde un punto de vista subjetivo puedo dar mi opinión y mi crítica en cuanto a sus prestaciones y carencias. Como de gustos cada uno tenemos los nuestros, habrá opiniones de todo tipo. Yo, como usuario veterano en cuanto a horas, que no en cuanto sapiencia, puedo decir que la calidad de uso, tacto, visión, agilidad y autonomía; son la envidia de la competencia. Estos apartados cimientan la base de los equipos de la manzana, no son solo una estética llamativa, por dentro también sus componentes escogidos y sistema operativo hace que sean de un rendimiento superior a los típicos PC´s.

Siguiendo con el iPad, no desentona en absoluto y el usar el sistema del iPhone, en esa pantalla de casi diez pulgadas pero con aplicaciones diseñadas al nuevo formato, es el soporte ideal para mantener tanto una calidad de imagen excelente, una velocidad de procesos idónea y una duración de la batería a pleno uso de 10 horas, de reloj, no de test. La sensación tactil merece punto y a parte, es fluída y precisa. Los gestos con los dedos están también bastante logrados y son naturales. Para acabar con las bondades, el precio de salida cercano a los 500€ es alto comparado con un netbook, pero ahora que están apareciendo mas tabletas, resulta que es bastante ajustado, máxime por la calidad del producto y su acabado.

Nada es perfecto y el iPad, sobre todo, para alguien acostumbrado a los sistemas operativos de la ventana, e incluso de las todo terreno distros de Linux, es un encordio. Hay que cambiar la filosofía de uso y olvidarse de los hábitos de tantos años de uso PC´s, con los diversos Windows, los manejables UBUNTUS y derivados. En cambio, para alguien que no quiere complicaciones e ir a tiro hecho a las cosas, y si además, es su primera  toma de contacto con equipos informáticos, quedará mas que satisfecho y tranquilo sin preocuparse de nada mas.

Para mi el mayor problema, he dicho para mi, es que necesite de un ordenador nodriza para su primera configuración y transferencia de archivos multimedia. Aunque haya medios alternativos después para ello, obliga a tener una cuenta itunes para operar en el iPad.

El litigio de Apple con Adobe por lo del flash es algo que a la hora de navegar es lo que mas limita el visionado correcto de muchas webs. Yo estoy de acuerdo que el plugin flash consume muchos recursos, (baja el rendimiento y acorta la carga de la batería) en los netbooks se nota claramente al no disponer de una tarjeta gráfica potente.El caso es que, mientras flash sea referente para juegos y vídeos, los mas perjudicados son los usuarios de la iPad.

El no tener ranura SD o micro SD obliga, para un uso duro, a desestimar el modelo de 16Gb y gastar 100€ mas en el de 32Gb. El enchufe del conector de alimentación permite poner un adaptador para disponer de un puerto USB. No es lo mismo e implica un gasto adicional.

Los equipos que llevan 3G suman a igualdad de memoria interna otros 100€ y con el añadido que llevan una tarjeta especial, mas pequeñita del tamaño justo como el chip. Hay manuales detallados en Internet de como adaptar una SIM normal a micro.

Otra carencia es incorporar cualquier tipo de cámara. No es un mal mayor pero al ser un aparato multired, portátil y autónomo le quita interactividad. Seguramente en una revisión lo tengan en cuenta.

Los programas, hay muchos y diversos pero no de todo, al menos, gratis. Además muchos de los free son versiones ligeras de los de pago y otros son tan simplones que es necesario buscar la alternativa de los de pasar por caja. La mayoría del software que se tiene que comprar, es de precio reducido e incluso al cabo de una temporada, se puede encontrar gratis o por menos de dos euros. Dentro del portal de descargas hay libros, música y películas, etc... los precios aquí oscilan bastante y la disciplina de pagar para bajar productos puede suponer un gasto generoso. A título de ejemplo, alquilar una película anda cerca de 4€.

Para terminar, si se tercia, dentro de una temporada, haré una segunda revisión, ahora diré que el iPad es el equipo informático para irse de vacaciones, pudiendo hacer casi de todo y durante mucho tiempo, sin necesidad de enchufarse (10 horas reales). Como lector de libros tampoco esta nada mal, no es tan ligero y relajado como un ebook pero en cambio para comics, o la prensa (hay una aplicación dedicada de El País y gratis), sale ganando. Para los que andamos enredando y probando programas, nos limita la curiosidad, pero en el balance final sale ganando.

Cuando Android despegue por completo y hagan una tableta a su medida con la calidad y autonomía del Ipad veremos un duelo de soportes en los que nos podremos decantan simplemente por los gustos ya tanto uno como otro serán dos dignas tabletas. Y si en vez de dos hay tres o cuatro soportes diferentes, mejor. Lo que a mi modo de ver esta claro, hoy por hoy, es que el referente de manejo táctil, respuesta, autonomía y acabado es el Ipad de Apple.