Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

sábado, 30 de enero de 2010

Por ser buenos trabajadores nos jubilaremos a los 67

Hay cosas que no tienen nombre o son impronunciables, Para mi una verdad a medias es una mentira en toda regla, sobre todo, cuando es algo intencionado. La jugada del gobierno de aumentar la edad de jubilación dos años es innombrable.


Los motivos que aducen son la verdad a medias. La sostenibilidad de la seguridad social (SS), claro que esta en peligro, pero no por que la gente se jubile a los 65. Esta en crisis gracias al enorme parque de pensionistas de los cuales no recaudan. Así, que quedamos, los que si cotizamos y para tener, ahora, derecho a nuestro retiro necesitamos dos años mas de mili.


Los economistas no son tontos y si de algo entienden es de números (no digamos de euros). Ante el agujero en las peniones que se avecina han dado con la ecuación perfecta: Si por un lado aumentamos dos años sus aportaciones cuando son activos, por otra parte, tenemos que después nos ahorramos también dos años cuando le paguemos la pensión como pasivos.


Los políticos, en el poder, lo visten como una medida social y de apoyo para el sostenimiento del estado de bienestar. Por su parte, la oposición en esto no hará mucha sangre o se callará, claro, si ganan las próximas eleciones, esta medida les viene bien (dar marcha atrás iba a salir caro), además ellos no la implantaron.


El cinismo es de máximo honor (mejor dicho deshonor). Que alguien que sólo necesite ejercer ocho años, como político, para tener derecho a una pensión de jubilación y no, precisamente, mínima, ande jodiendo a los demás para que salgan las cuentas, eso es CINISMO. Luego si, todos somos iguales y tenemos los mismos derechos.



Con este incierto porvenir y haciendo una reflexión sobre el estado de derecho actual he llegado a una curiosa conclusión:

Los presos (los malos) son tratados mejor que los trabajadores (los buenos) en la sociedad. A modo de ejemplo:

  1. Si eres preso y te portas bien te reducen la condena, si no, al menos, sabes cuando terminaras de cumplirla. Los trabajadores, ahora, les meten dos años mas de trabajo (por buenos) para poder cobrar la pensión.
  2. Los currantes sostienen la economía, los delincuentes la desequilibran y cuando están en la cárcel son mantenidos por los que trabajan.
  3. El preso no es libre (todo no iban a ser ventajas), el trabajador piensa que lo es. (Yo también creo que el pensamiento es libre)
Creo que la medida ha sido desafortunada y en contra de la tasa de paro. Ya no es trabajar dos años mas, es quitar dos años de vida y de descanso, en muchos casos, bien merecido. Aumentar la cuota de la SS o negociar planes de jubilación con entidades privadas habría sido una alternativa mas humana.

PD: Hoy ha sido larga la tontería pero, que un gobierno socialista aplique una medida antisocial y, que la oposición silbe; me confirma que tan malo es enero como febrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario