Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

sábado, 9 de enero de 2010

Los Propósitos de los años nuevos...

A parte de algún que otro atracón y el exceso etílico; los fines de año, se utilizan también para formular propósitos.  Es una costumbre típica y parece que la festividad y las vitaminas liquidas lo estimulan.


Las intenciones suelen ser encomiables y cargadas de buenos sentimientos. El problema es que, después de las celebraciones vienen las rebajas, tanto las de las tiendas, como las que afectan a nuestros propósitos, para empezar bien el año.


No hay que hacerse mala sangre por ello, a todos nos pasa y la euforia navideña, sobre todo con una copa en la mano, (y alguna otra ya catada, je je) nos brinda el marco ideal para lanzar nuestras propuestas y deseos; en enero ya es mas bien resaca. Si realmente tenemos intención de cambiar algo de nuestra rutina, lo podemos hacer, tanto el primer mes del año, como cualquiera de los siguientes.


Sólo debemos plantearnos, ahora ya en frío, aquello que pretendíamos hacer, y determinar si seguimos interesados. Si es así, nada mas nos resta intentarlo, y si hemos sido sinceros con nosotros mismos, el éxito esta casi garantizado.


PD: Yo mismo he tenido que corregir un montón de faltas ortográficas de la anterior tontería, y eso que había hecho el propósito de revisarlas en condiciones. Menos mal que el blog permite editar en cualquier momento :-)




No hay comentarios:

Publicar un comentario