Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

jueves, 28 de enero de 2010

Barrio Sésamo: Cabezones y Tenaces

La tontería de hoy me viene al pelo ya que peco de una y presumo de la otra, tal vez por ello, mi locura esta equilibrada. Lo normal es ser testarudo y cada día mas; si Darwin se reencarnara, de nuevo, tendría serias dudas si nuestros ancestros eran los simios o los burros :-)



Con tal de ganar, la cabezonería es el arma, que no argumento, para querernos salir con la nuestra. Y si encima creemos que tenemos razón, lo hacemos exponencial, aunque lo ganado valga una infinitesima parte del esfuerzo y desgaste de nuestro asnal comportamiento.


La tenacidad, por su parte, es la fuerza de persistencia en lograr un fin propuesto, superando las adversidades que se presenten o dificulten su logro. Es un sustituto de la paciencia, en ese tipo de misiones, y su fin justifica el trabajo y su constancia.


A veces, la linea que separe la cabezonería de la tenacidad, será mas que difusa, cuando el fin no compense el esfuerzo; pero se volverá nítida en cuanto el testarudo acabe pecando de sinrazón, mientras que, el tenaz nunca terminará siendo un necio. 


PD: Los testarudos son pesados sin sentido y los persistentes son pesados a conciencia. Aunque, con dos copas, es fácil que se inviertan los papeles :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario