Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

jueves, 29 de octubre de 2009

El último mono de la empresa


Decir de alguien que es el último mono es como encasillarlo en el grupo de los inútiles menospreciando su labor. Es muy típico en una empresa que uno o mas sean así considerados (que me van a decir a mi, je je je).

La verdad es que es algo fuera totalmente de la realidad, se es el último mono en la tabla salarial y lo justifican diciendo que el trabajo que se realiza no es de especial responsabilidad. No hay mayor mentira que una verdad a medias y este es un ejemplo al cien por cien.

La resistencia de una cadena, por fuerte que sea, es igual a la de su eslabón mas débil. Y una empresa es una cadena en la que hay departamentos fortalecidos (incentivados) y otros considerados poco importantes. Si y son, precisamente, los que realizan el trabajo propiamente dicho, llamemosles administrativos.

La prueba que están equivocados los que presumen de saber reorganizar estructuras laborales es bien sencilla. Si la parte comercial o técnica o recursos humanos o directiva o etc para un día su labor, como mucho se causa un retraso. Si la parte administrativa hiciera lo mismo (sin esquiroles) se colapsa por completo.

En las empresas modernas hasta los gerentes saben hacer los trabajos administrativos y en ellas todos los eslabones son importantes (por algo son modernas). En cambio, las empresas tradicionales que incentivan a los mas inútiles (no todos lo son pero mas de uno de si), que necesitan de alguien que les prepare un escrito, haga una hoja de calculo, o guarde, simplemente, los papeles en su sitio, el día que este administrativo de turno no está, se queda todo desatendido; en cambio si es a la inversa, menos la firma (a veces ni eso, je je), todo lo demás se deja solucionado o al menos atendido.

Otro día daré alguna sugerencia para bajar los humos a estos iluminados que se acuerdan de uno para todo en la oficina menos cuando cobran los incentivos o se van de comida de trabajo. Que nadie piense que soy malo o estoy resentido, por no estar  considerado por mis funciones laborales, me ha costado mucho esfuerzo y tiempo SER PEOR
:-)

martes, 27 de octubre de 2009

500 días juntos, un engaño en toda regla


El otro día vi una película engañosa, y engañado, en muchos aspectos. :-) Adelanto que el fraude es en los dos sentidos, tan falso es gato por liebre como liebre por gato.
El engaño comienza con el trailer, da la sensación de ser una comedia moderna, entretenida y para pasar un rato distraído y sin complicaciones. Al empezar a ver la peli ese es el tono de la misma y se las promete como hora y media de enredo y diversión. Después de las primeras escenas ya se empieza a vislumbrar que es un drama con piel de comedia.
La farsa continua con constantes adelante y atrás de las situaciones durante los 500 días que refleja la historia. Eso si, no crea confusión, en este caso, es un recurso aclaratorio para comparar como el tiempo modifica el comportamiento de los personajes según el estado de su situación como pareja.
Todo son trampas, no usa los típicos chistes exagerados de las comedias simplonas, ni los diálogos tópicos de los melodramas. Este equilibrio hace que, el Caballo de Troya entre hasta la cocina, mientras, nuestro subconsciente, le da vueltas a que si el punto de vista es de comedia o es de drama.
A medida que los minutos van trascurriendo, la superficialidad y la falta de pretensiones aparentes del film se tornan en una historia sencilla pero llena de matices con un trasfondo muy realista que todos hemos podido conocer en alguna etapa de nuestra vida. Para mas desasosiego (el reflejo de situaciones de pareja sólo deja indiferente a los superficiales), el ritmo va acorde al estado de la relación, sin decaer ni acelerar los acontecimientos. La interpretación de los protagonistas y secundarios, es convincente y natural, haciendo que lo visionado, nos guste o no, sea perfectamente creíble.
El desenlace se ve venir y es la culminación de la trampa, no se llora por que no es un dramón ni se rie por que tampoco es chistosa, eso si, se esboza alguna sonrisa de complicidad en alguna escena. No obstante, cuando acaba y van saliendo los títulos de crédito, el regustillo que queda en la boca mas amargo que dulce.
Podría decir que no es una película triste ni un cuento de hadas, es la vida tal cual y la coletilla que: Los hechos narrados en esta película son ficción y cualquier parecido con personajes o situaciones reales es pura coincidencia, en este caso, lo contado nos suena familiar y los personajes podemos ser nosotros mismos.
He obviado la parte artistica, música y demás cuestiones técnicas que por ejemplo se pueden encontrar aquí:
http://www.imdb.es/title/tt1022603/
http://peliculas.labutaca.net/500-dias-juntos

PD: Yo no he leído ni los comentarios ni la crítica, he puesto mi propio parecer acerca de la misma, influenciado únicamente por lo que he visto y las sensaciones que me ha producido.

lunes, 26 de octubre de 2009

Hablando solos o auto aislamiento


Cada día es mas normal pensar en alto y no importa estar sólo o acompañado. Se dan situaciones curiosas y cómicas. Todos hablamos solos alguna vez pero últimamente con mas frecuencia y no me refiero a cuando hay exceso de alcohol etílico en sangre que nos contamos nuestra vida a nosotros mismos.

Es normal ver a alguien gesticulando y dando golpes al volante mientras conduce con la mirada perdida en el vacío y se pasa los semáforos sin inmutarse, si a alguien se le ocurre pitarle, despierta del trance para obscenizar los gestos y lanzar piropos a los familiares de quien le interrumpió. Este conductor no hablaba solo y cumplía la normativa al usar el móvil con un manos libres (y tan sueltas que el volante mas que sujetado era aporreado), pero actuaba como si estuviera sólo, circulando sin respetar el resto de las normas de tráfico.

Hoy en día mantener un conversación con la pantalla del PC es de lo mas corriente y no, precisamente, por leer el correo en alto. Le damos una prosopopeya al monitor mirando las web de Internet o maldiciendo los campos de las bases de datos que tenemos que llenar en el trabajo; estas últimas parecen hechas por un sádico con el culo (no me corto un pelo). Da igual tener algo o no de idea de informática, las hacen para que pongamos datos inútiles y por triplicado, no me extraña que nos llamen funcionarios chupatintas (ahora quedaría mejor lame-monitores). Y todo por no gastar la pasta en el software apropiado; aprovechan las herramientas de los paquetes ofimáticos para hacer bases multiusuario a nivel nacional que quedan desbordadas y desbordan a los sufren utilizandolas. Así que entre conversaciones, insultos y cabreos por la lentitud y desesperación, pasamos los días de estrés los lame pantallas de oficina.

Que bien me he quedado, y no me ha oído nadie. Las historietas del blog, de momento, no las leo en alto. Son sólo dos ejemplos cotidianos de la auto comunicación que tenemos hoy en día, en vez de comunicarnos entre nosotros hablamos con el monitor, el tema da para mas pero, otro día seguiré dándole caña, que yo no hago bases de datos. :-)

viernes, 23 de octubre de 2009

Donde está la inspiración?


Puede parecer una buena pregunta pero, si somos honrados con nosotros mismos, sabemos la respuesta y no necesitamos matizarla.

Parece cuento pero es la verdad, le damos tantas vueltas a las preguntas mas sencillas, que al final exponemos una tesis en vez de decir algo directo y simple.

En este caso concreto la respuesta es que, lúcidos o no, siempre estamos inspirados. Podemos estar mas espesos o menos elocuentes pero tenemos nuestras señas.

La pregunta correcta seria por qué nuestra elocuencia no esta al nivel deseado. Aquí si podemos contar la película que queramos o que creamos que es. Si siempre estuviéramos en lo mas alto, nuestros biorritmos se descompensarían y dejarían de ser cíclicos.

No hace falta marear mas la perdiz y, pasito a pasito, hay que andar el camino. Ya vendrán tiempos mejores y el trecho que tengamos realizado, por poco que sea, ya nos lo habremos quitado de delante.

Lo bueno si breve dos veces bueno y yo añado que si malo y breve la mitad de malo :-)

jueves, 22 de octubre de 2009

Los códigos éticos


Es muy habitual que las empresas se vistan y alardeen de un código de conducta interno donde la transparencia y los fines nobles se escriben a modo de Las Tablas de la Ley siendo de aplicación para todo los empleados sin importar el rango.

Que rimbombante y como se les llena la boca con su tratado ético de comportamiento. La verdad es que, si son de uso con los empleados, lastima que los que se saltan con prepotencia estas normas, son precisamente quienes las implantan, pero ellos o están exentos o tienen derecho de veto.

A mi también se me da bien la palabrería pero no suelo presumir de ser un cruzado de la verdad divina. En mis juicios yerro tanto o mas, de lo que acierto, pero acepto la controversia. Estos iluminados redactan una declaración de principios que aplican en un sentido y pobre de ti si lo incumples, pero como pienses que son ellos quienes no lo siguen, olvidate de protestar.

Todos somos iguales mientras seamos nosotros a quienes se apliquen las normas o los códigos. Los que dan el visto bueno, o son sus precursores, sólo se ponen la medalla del logro. A todos de un modo u otro nos puede gustar jugar a ser Dios, a mi sólo en el PC y a otros en la vida real.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Aquí también hay anuncios

Esta semana no es que esté la cosa floja, todo lo contrarío, de hecho hay un borrador y otro articulo medio hilvanado en la reserva. El tiempo o su escasez y el estado de ánimo han influido negativamente y para no bajar todavía mas el nivel de estos panfletos llevarán algo de demora.

Después del rollo improviso un poco y la situación si no salvada si quedará mantenida. Todo no van a ser tonterías profundas y alguna superficialidad de relleno me voy a permitir, mas como excepción que como norma.

Recientemente, esta semana en concreto, en foro de cafeteria estabamos dando caña a la iglesia (principalmente yo, je je) por no llevar una evolución paralela a la sociedad. Ahora el nivel cultural medio es mucho mayor que en la epóca oscura de la inquisición y los principios o bases de la religión, a mi modo de ver, se han quedado unos siglos atrasados.

Bueno pues para mi sorpresa veo la siguiente noticia:
http://www.20minutos.es/noticia/545920/0/catolica/admite/anglicanos/

Así que de un plumazo, en el aspecto que refleja el texto se han puesto al dia. Esto ha motivado otro foro de cafeteria en que hasta los menos religiosos (yo incluido), nos parece correcto pero, por otra parte, discriminatorio para los curas de siempre.

Vamos que haciendo el chiste fácil nos podemos encontrar a una mujer dando una misa por que es anglicana, o que para el siguiente Papa entre los votantes haya también alguna cardenala, je je. Y, por supuesto, que el cura que quiera casarse primero se apuntará a los anglicanos y luego volverá al redil de Roma.

En cualquier caso lo veo positivo y, en cierta medida, me he tenido que morder la lengua cuando decía, hace unos días, que la iglesia estaba atascada en los preceptos de la edad media.
:-)


lunes, 19 de octubre de 2009

Los toques de la inseguridad

Vaya tontería con la que me meto hoy. Hay que estar a todo y unas buenas se compensan con otras malas. En este caso el enfoque es inverso. La seguridad da confianza o viceversa, sentirse seguro es bueno mientras se conozcan las limitaciones.

Si hay algo que nos puede dar seguridad o valor para hacer algo es una copita a modo de poción mágica que, si no nos da la fuerza, si al menos la confianza suficiente para emprender el cometido temido. Esta seguridad es falsa, engaña a los sentidos y retarda los reflejos. Si alguien conoce sus limites sabe cuanto puede beber y aumenta las precauciones motrices. Los que ceden a la euforia etílica no necesitan conducir para chocar con una farola (aunque esté encendida).

La inseguridad controlada agudiza los sentidos y se aumentan las precauciones. Esto son dos cosas que protegen de la eventualidad. Se dice que los extremos se tocan y, en este caso, son igual de malos, crecerse sin consciencia como acojonarse sin remisión.

Ya dije al principio que era una tontería monumental y, aunque internamente lo sabemos, solemos escoger uno de los bandos en vez de actuar con precaución. Después de unos batacazos ya se encarga la experiencia de que aprendamos y si no seguiremos colisionando con las farolas :-)

sábado, 17 de octubre de 2009

La odisea de las plataformas telefónicas


No hace falta que especifique a que plataforma telefónica me refiero, en eso todas operan igual, incluidas las empresas emplean este tipo de servicio para atender a sus clientes.

Dar los detalles no viene a cuento, es lo mismo reclamar que hacer una pregunta acerca del servicio. Quien te contesta tiene su manual de atención al cliente y lo siguen a rajatabla:

Ser educados y con tono familiar.
Preguntar los datos personales.
Invitar a realizar consulta
Tenerte un rato a la espera
Dar por arreglado el tema

Todo va bien hasta que les sacas del guión básico, los ratos de espera se alargan y en el último que te dicen encima que esperes y no cuelgues, a continuación, se corta la llamada. Esto implica que se tiene que volver a repetir el proceso y, claro, quien te atiende ahora no es la misma persona de antes y vuelta a contar la historia.

Esto se agrava si dicen que tienen que pasarte con otro departamento, aquí las posibilidades de perder la llamada son a cara o cruz. Si sale cara y sigues con intención de solucionar o aclarar el tema has de volver a contar prácticamente toda la película de nuevo y las explicaciones recibidas suelen ser mas coherentes pero piensas que para eso no habrías necesitado hacer dos llamadas, aguantar a la operadora virtual todo el rollo por duplicado ni contar la historia tres veces ni mucho menos perder una hora para este menester.

Hay mas, je je je, si se trata de reclamar dinero acabas sopesando si por unos euros merece la pena esta penitencia. Ellos son muchos y cada vez que llamas diferentes y tu eres uno solo contra ellos, aquí hasta D. Quijote si viviera se lo pensaría dos veces antes de arremeter semejante aventura.

Las plataformas están pensadas para salvar las estadísticas de calidad, en atención a los clientes, de la empresa para la que trabajan. Esto lo consiguen barajando los ratios de atención de llamadas y resolución de las mismas. Con lo expuesto es fácil ver que después de la primera tentativa y que la cosa puede ir para largo son pocos (yo en alguna ocasión) que vuelven a por mas para solucionar la cosa. Total que siempre el grado de satisfacción de los clientes es muy alto para la empresa.

PD:Sólo se me ocurre a mi llamar un martes 13 para una reclamación a una plataforma telefónica de una ídem. :-)

miércoles, 14 de octubre de 2009

Navegando con imprevistos

Cuando las cosas parecen en su sitio, o esos nos creemos, surge algo, que aunque no sea necesariamente malo, trastoca y tira por tierra nuestros planes como si fuera una pirámide de cartas.

Hay varias opciones para atajar estos imprevistos, pero para afrontarlos lo mejor es reflexionar el asunto partiendo de terreno neutral y de esta manera escoger mejor el método. En caliente es mas fácil equivocarse de camino.

El borrón y cuenta nueva es el sistema mas efectivo cuando no merece la pena el asunto o no hay nada que hacer al respecto. Es el mejor método para cuando tenemos que hacer limpieza de algo.

La improvisación puede ser la solución, a todo, si se domina. Es el atajo que mas se necesita cuando el camino se vuelve tortuoso y el destino se nos antoja distante y agotador. Quien sabe improvisar es difícil que no supere cualquier imprevisto que se le presente.

Otra forma de superar la adversidad inesperada es la tenacidad. Si se tiene claro lo que se quiere y es importante para nosotros, nuestra determinación va en el mismo sentido, y ha de ser muy alta la valla que nos pongan para que no podamos saltarla.

En la vida real las cosas no suelen ser tan explicitas y, para solucionar los imprevistos, necesitamos usar la combinación de los diversos métodos. Al final, superar la crisis es gratificante y nos anima a volver a rehacer nuestro castillo de naipes.

martes, 13 de octubre de 2009

Ser predecible no es siempre por simpleza

Es fácil ser predecible, sin entrar en guerra, es una de las taras con la que las mujeres nos suelen encasillar. Bueno, yo no estoy en desacuerdo, la cuestión a mi modo de ver es el motivo de por que pueden ser mis acciones tan adivinables.

Para empezar, cuando hacemos algo como respuesta a una situación, nuestra reacción puede ser por coherencia, por consecuencia o por simpleza. De las tres sólo la última la consideraría negativa y nos encasille, en eso, en simples, tontos o ingenuos y, afinando, tampoco es malo pecar de ingenuo alguna vez, ya hay bastante resabid@s y enterad@s.

Es habitual confundir parecer algo con serlo. Por ello, parecer simple por ser predecible, no me ofende y además quien crea que soy simple, indirectamente, me elogia ya que, al menos, la mitad de las veces no lo soy. Así pues quien sacó esa conclusión se equivoco y si pecó de ser simple en sus juicios de valor.

Con tanto jugar al despiste y aparentar o imitar modelos, tan usual hoy en día, una buena táctica es ser uno mismo y decir la verdad. Eso engaña y confunde mas que inventarse historias o contar películas. Hay tanta superficialidad actualmente que mucha gente no sabe si tiene identidad propia o utiliza una prestada.

lunes, 12 de octubre de 2009

La mejor aspirina una sonrisa

Pues si, no hay nada mejor que una sonrisa, sea cual sea la situación. Es un remedio que todos conocemos pero no usamos con la frecuencia debida. Hay veces que el mismo cuerpo se libera de la tensión del momento provocando la mueca o hasta la carcajada, al venir a cuento de nada, un recuerdo gracioso a la mente.

Otras ocasiones después de un día duro y situaciones complicadas o hasta broncas desmedidas y pasada la tormenta reflexionamos sobre ello y, ya sea por lo desproporcionado del enfado, lo ridículo de la situación o lo el panorama tan subrealista que se ha tenido; Vemos la parte graciosa y nos reímos hasta de nuestra actuación en los hechos.

No hay nada mas gratificante que sonreirse de uno mismo; ni mejor forma de comunicación que compartir unas risas. Si uno no es capaz de esbozarse una sonrisa en el espejo, de vez en cuando, es que la cosa no va bien. Y compartir ratos jocosos con los demás, que no vejatorios, es de las pocas cosas sanas y además gratis que podemos disfrutar.

El humor es la válvula de escape de tensiones y disgustos. Si la cerramos, aparte de seguir estresados o malhumorados, podemos acabar amargados. Yo lo pondría en en el tercer lugar de las preferencias :-)

PD: Se nota que hoy es lunes de los marcados en rojo en el calendario.

domingo, 11 de octubre de 2009

Los fantasmas de la lógica

A lo largo de la vida y de vez en cuando se producen algunas situaciones extrañas cuya explicación desconocemos y solemos achacar a fenómenos paranormales.

Siendo coherentes muchas de estas revelaciones (por llamarlas de alguna manera), con el paso del tiempo, las vamos encontrando respuesta lógica y nuestra lista (la mía al menos) de situaciones sin explicar es muy escasa.

Hay un efecto que creo que a todos alguna vez nos ha ocurrido, es un hecho que nos sobresalta un poco por lo inesperado y nos da que pensar cuando ocurre. La situación es bien simple, ir andando y al pasar justo por debajo de una farola de alumbrado esta se apague súbitamente.

Se puede especular con un montón de teorías, mas o menos disparatadas, y en función de nuestro estado de animo, en ese preciso instante.

Después de muchos años y teniendo ya olvidado, tanto el fenómeno como las elucubraciones acerca del mismo, me ha ocurrido justo lo contrario y la luz, a mi también, se me ha encendido y he encontrado una respuesta lógica y coherente.

Es algo tan simple como el cálculo de probabilidades, si pasamos por debajo de un millón de focos de alumbrado en nuestra vida, no tiene nada de particular, que uno se nos apague al estar justamente debajo.

Ya estaría borrada de mi lista de fenómenos desconcertantes, si no fuera por que en una ocasión, las luces de dos farolas seguidas se apagaron y justo cuando yo caminaba por debajo. Las probabilidades pueden valer en este caso también, pero dejar un resquicio para lo desconocido tiene su punto y me mantiene la imaginación viva.

sábado, 10 de octubre de 2009

Adultos inmaduros

Con la edad se nos supone, y nosotros mismos nos lo creemos, adultos, responsables y de acciones maduras. Joer, a lo mejor de viejo si llego y no pierdo la cabeza, igual si, pero ahora que estoy de medio pelo en sentido figurado y hasta real, anda algo lejos de la realidad (me pongo de ejemplo pero que cada uno se mire en el espejo).

Para empezar los hay con aspecto mas que respetable y poses distinguidas, callados y serenos. A estos (la experiencia de algo me sirve) les espero y en cuanto abren la boca y les sacas del guión aprendido que, generalmente, son opiniones ajenas procedentes del medio de comunicación de sus siglas afines, y que ellos usan como propias, sin haberlas siquiera revisado, se les ve el plumero y su incapacidad de improvisar cuando se les olvida la letra.

Luego estamos los que sin ser distinguidos, mas bien todo lo contrario, opinamos de todo sin el mas mínimo miedo y acabamos la mitad de las veces metiendo la pata hasta el ombligo. Y encima ni la experiencia de veces anteriores nos frena en la siguiente faena. Vamos que hay veces que hasta me da la risa de las esperpenticas situaciones creadas por incansable verborrea innecesaria como he dicho al menos en la mitad de las ocasiones.

Ahora me quedan los que no se sabe si van o vienen, que quieren ver las cartas de los demás y no enseñan de que va su juego. Estos son inmaduros por que tan mayores ya tendrían que mojarse y no estar agazapados por miedo a quedar fuera de lugar o equivocarse, incapaces de tomar una decisión propia sin sudar hasta para las mas nimias cosas. Incluso los niños pequeños demuestran ser mas adultos que ellos cuando con un año le echan arrestos y se sueltan a andar.

Los primero y los últimos son afines entre si y es fácil encontrar hibridos que en ocasiones se hacen eco de opiniones ajenas y otras veces callan. Pero en definitiva o no tienen algo propio que exponer o se lo callan.

Los cascantes, como mucho, solo podemos tener rollo entre nosotros mismos y, eso si, nos gusta dar tiza al resto (loritos, recelosos y mixtos). En una conversación y llegado el punto marcar posiciones le soltamos al otro algo así como: Si con todo lo mayor que eres y toda la experiencia que se supone que tienes has llegado a esa conclusión has pasado tu vida sin enterarte de nada. (Bueno, cada uno lo puede aderezar a su estilo pero esta es la linea básica del argumento) Con esta frase unos se quedan pensativos, a lo mejor por primera vez en su vida, y otros no saben que responder. Si hemos metido la pata como mas de la mitad de las ocasiones que abrimos la boca y damos con uno de los nuestros seguro que nos da la replica.

Los bocazas, entre los que esta claro que me tengo que incluir, sólo nos falta mordernos la lengua de vez en cuando, aproximadamente la mitad de la veces, para poder aprobar en nuestra madurez y llegar a ese 50% de acierto. Todo se andará y un suspenso alto me da opciones de llegar algún día a mi graduación.
Yo lo intento, pero no me suelo callar :-)

A cada uno lo suyo

Después de la auto crítica del otro día me he quedado como un gato después de cazar un pájaro. Gracias a estas reflexiones se puede pasar desapercibido en ciertas situaciones, como si con uno no fuera la cosa, la verdad es que ya se está de vuelta, cuando te viene el vara de turno.

Como dice el título de la tontería de hoy, a cada uno lo suyo, es una buena costumbre para no perder de vista el horizonte, sea cual sea la dirección que tomemos. Acertados o no en el camino escogido, llamando a las cosas por su nombre, mantenemos el equilibrio entre lo que es y lo que nos gustaría.

Yo por ahora ya me he dado suficiente para tener bien claro mi mi perspectiva actual en el blog y va siendo hora de seguir con algún otro.

Para abrir boca, a modo de tapa:
Las reposiciones y ensanchamiento de aceras, y creo que no sólo aquí, mastodonticas. El objetivo encubierto pero no disimulado es reducir el número de aparcamientos para vehículos a motor y contratos para salvar los balances a alguna empresa de pavimentos.

No tiene nada de malo que se repongan y ensanchen las aceras, ni que se mejoren los pasos de las calles. Pero cuando se exagera la cosa y dejan las calzadas tan estrechas, que en los giros los coches tengan que hacer maniobra, por que las esquinas de las aceras parecen plazas de toros, eso si con los bolos de hierro para no ser montadas, me parece desmedido. Lo mismo que las aceras de doble o triple ancho en calles secundarias es un derroche de material y medios que seguro luego nos pasaran factura. Y de remate, el acabado que es literalmente chapucero y falto de profesionalidad.

Seguro que el camión de la basura se acuerda de todo el santoral a diario cada vez que tiene que hacer el servicio en estas calles tan modernizadas. Todas estas avenidas padecen de colesterol vial, dejándolas con un carril bastante ajustado, y quedando cortado el riego, cada vez que un vehículo encuentra uno de los escasos aparcamientos en linea que tienen.

viernes, 9 de octubre de 2009

Escogiendo entre cambios y recambios

Hoy también tiene su miga la tontería. A medida que adquirimos experiencia nos damos cuenta de cosas que tenemos que cambiar (modificar) y otras recambiar (sustituir). Me explicaré mejor (o seguro que todavía lo lío mas).

Hay costumbres, hábitos, gestos y formas de actuar que se quedan obsoletas y lo mismo que el vestuario, por muy clásico que sea, hay que renovarlo y actualizarlo a la época actual. Estas cosas son las que se recambian por qué son las que nos identifican y forman parte de nosotros, el lavado de cara sólo le quita la mugre del paso del tiempo pero debajo sigue estando nuestro carácter.

En cambio hay otras, costumbres, etc... que la experiencia nos aconseja cambiar y no por el motivo anterior si no por qué no son nada positivas para nosotros y si negativas para quien nos las padece. Todos tenemos defectos y no hay peor cosa que alardeemos de ellos en vez de eliminarlos o cuando menos controlarlos.

Como ejemplos sencillos y cotidianos diría que para recambio usar un after shave que no huela a cien metros (con uno de un metro ya vamos sobrados) y como cambio dar los lunes los buenos días sin que parezca un ladrido. Estas son fáciles y yo ya las aplico, las otras mas difíciles aun ando con ellas, cuesta sustituir algunos hábitos pero modificar las malas costumbres ni te digo.

jueves, 8 de octubre de 2009

Palos para todos y yo el primero

Hay que dar leña a todo el mundo, de la comodidad y la dejadez no estamos ninguno libre. A los buenos se les tiene que dar estopa para que no se duerman en los laureles y se crean mejores de lo que son. A los malos por serlo y para tenerlos controlarlos que estos enseguida nos la lían. A los primeros los palos con tacto y educación que para eso son los buenos. Y a los segundos con dureza pero sin crueldad (no debemos ponernos a su altura si no queremos sus sus iguales), y eso si, con certeza de franco-tirador, no hay que malgastar la munición ni la saliva.

El que suscribe, a parte de los que recibe externamente, se entrena a diario con los propios. Y no es masoquismo ni auto-castigo, a cada uno lo suyo, y hacer la vista gorda con uno mismo sólo es engañarse. Además de esta manera los palos de los otros dan en piel curtida y duelen menos.

Como ejemplo:

El autor de este blog, por llamarlo de alguna manera, adolece de un mínimo de consistencia y estilo literario para mantener una audiencia estable. La gramática enrevesada, solo alguna vez es admisible, para el doble sentido que pretende, siendo oscura o confusa en el resto de las ocasiones. Los correctores ortográficos parece que si dan su fruto, por que en este aspecto es aceptable, y se agradece en estos tiempos de burro-sms.
En cuanto al contenido, puede ser interesante, si aceptamos como máxima el título del blog. En resumen y siendo mas benévolo que malévolo, la relación fondo-forma de este cascante puede ser sólo valida, como introducción, de los temas tratados, en una conversación de pub sin mayores pretensiones.

Seguro que esto lo ha pensado mas de uno, je je je pues cuando me llegue la crítica ya estaré vacunado y solo corroborará mi propia opinión.

miércoles, 7 de octubre de 2009

El lado oscuro del IPC

Como todo, el IPC tiene su cara visible y su lado oscuro. Este año hay muchas posibilidades de que lo veamos (es un contrasentido ver algo oscuro, lo que se ve es la luz, vamos que se verá negro).

Que el IPC este controlado y no exceda lo previsto es bueno y aunque yo no este de acuerdo de como se hace su calculo al menos se que mantengo mi poder adquisitivo.

Este año es posible que dicho índice acabe negativo y sus efectos también van a ser negativos, en mi caso y en el de los trabajadores que en sus convenios tengan clausula de revisión a la baja. Esto significa que en enero se nos aplicara la nueva tabla con el valor real del IPC y, por consiguiente, su valor sera inferior a la del año precedente.

Si los servicios y transportes, además de los alimentos, no reducen realmente sus precios en la misma medida, cosa que dudo, mi poder adquisitivo (y el de muchos otros) se verá disminuido en varios puntos y mi economía doméstica (y la de otros muchos) quedará desequilibrada.

Para compensarlo habrá que utilizar el sistema de racionamiento, seguro que con un 2% menos de alimentos (5% ó 10% real) podemos seguir viviendo y hasta nos ayudará a ponernos más en linea.

martes, 6 de octubre de 2009

Principios o intereses

Todos tenemos algún interés mientras que los principios se nos suponen. En la época actual que cualquiera o casi puede llegar a persona pública, los principios quedan ensombrecidos y hasta anulados por los intereses.

Es triste que la credibilidad de los políticos (máximos representantes públicos) la basen en los resultados de las encuestas y no en, mantener, los principios con los que se les identificaban. En los números y estadísticas hay verdaderos matemáticos que por diversos teoremas o formulas consiguen que unos mismos datos den tendencias diferentes según las siglas de quien haga el análisis.

Si entramos a detalle se aplica el mismo sistema y lo que debiera ser una linea directriz apoyada por el resto suele ser una bicefalia o tricefalia mas o menos oculta. Los principios que debían regir quedan supeditados a los interés.

Al margen de partidos hay una máxima común en la que todos coinciden (debe de ser lo único)y es tan simple como: Soy honrado mientras no me pillen. Afortunadamente existen las excepciones que confirman la regla pero seria preferible que la excepción fuera la inversa.

Diariamente hay ejemplos de lo que digo y, lo que corrobora lo de los varios cerebros internos dentro de cada asociación afectada, es que no aplican una limpieza en toda regla para devolver los principios y la credibilad.

Se puede profundizar mas en el tema pero, no merecen mas palabras, quienes, precisamente, las usan para embaucarnos para sus fines y encima nos quieren hacer creer que son los nuestros.

La perfección de ser imperfecto

Alguien se ha planteado la ventaja de ser imperfecto? (esta tontería también se las trae). La perfección es como el infinito, sólo puede haber uno, aquí ya empezamos mal.

Si alguien fuera perfecto seria único y su nivel de conocimiento tanto físico como espiritual fuera de escala para el resto. Podría ser la personificación del Dios absoluto de las diversas religiones. Para nosotros y dado su nivel un ejemplo a seguir (aunque nunca lo alcancemos), una figura que robaría el protagonismo a las deidades religiosas.

Seguramente por mucho que evolucionemos nadie llegará a ese nivel y es que, guste o no, formamos parte de ese infinito único que es todo y somos una parte muy insignificante dentro del universo total.

A pesar de nuestra imagen microscópica dentro del espectro global y, por supuesto, de nuestras imperfecciones y limitaciones, tenemos sensaciones y sentimientos que podemos compartir con semejantes nuestros a diferentes niveles.

Ser conscientes, de nuestras limitaciones y de nuestra insignificancia, no nos hace ni mas listos ni mas grandes pero, si nos ayuda a vivir en este lugar y en este tiempo sabiendo que somos un fisquito (poquito) de ese infinito que todo lo abarca.
Si fuera religioso podría decir que somos un puntito de Dios y por tanto una mota de la perfección suprema.
:-)

lunes, 5 de octubre de 2009

La pirámide de la vida

Se dice que una buena casa se empieza por los cimientos y para una construcción material es perfectamente correcto. La vida es una edificación que mezcla tanto lo percibido con los sentidos como lo sentido.

Por esta amalgama de sensaciones y sentimientos es fundamental tener una buena base, pero más importante es tener claro que va en la cúpula. Como coloquemos nuestras prioridades será el sentido de nuestra vida y podremos inclinarnos a tener mas apariencia que fondo (así opera la mayoría) o, por el contrario, que nos importe mas nuestro interior que lo meramente visible.

Siempre podemos escoger entre ser superficiales o profundos, yo prefiero profundo que dice tonterías a superficial profundo. En nuestras bases están las pautas religiosas que tienen sus principios buenos (no robar, matar, etc...), pero que llevan un direccionamiento y sumisión sin crítica, usando como arma el miedo al mas allá. Esto último esta fuera de lugar y es totalmente anacrónico. Se puede ser buena persona sin ser religioso y todo lo contrario basándose en la fe (no creo que necesite poner ejemplos).

Mi pirámide tiene muy clara su cúspide, mientras que algunos de mis mas arraigados cimientos han sido cambiados, a lo largo de los últimos años, y no por eso, he sufrido una crisis de identidad. Una persona no es una casa y el orden de prioridades, los planos y planes de nuestra vida los tenemos que decidir nosotros no los demás.

En defensa de los lunes

Los lunes son los días malditos de las semanas. La primera jornada laborable después de un fin de semana (bueno o malo) que rompe con el período ocioso se llama lunes.

Tienen todos los números para la rifa del peor día de la semana, tal vez por eso, en vez de hacer leña del árbol caído voy a darle una palmadita.

Si nuestro fin de semana no ha sido reparador y nos sentimos agotados, nos falta tiempo para echarle la culpa a los lunes, cuando hemos sido nosotros los que no hemos sabido disfrutar y descansar adecuadamente.

El lunes es el punto de salida de la semana laboral y si la empezamos mal podemos acabarla peor. Es preferible tomarlo como una carrera táctica y marcar un ritmo cómodo sin pretender hacerlo todo, eso si, planificando las siguientes etapas (martes, miércoles...) para que el viernes sea un paseo hasta la meta del fin de semana.


Aunque sea elemental, al salir un lunes de trabajar, se nota un alivio que no sentimos los demás días. Pero lo mejor de todo es cuando los lunes están coloreados de rojo en el calendario; esos si que son lunes cojonudos.

sábado, 3 de octubre de 2009

Objetivos objetivos

El título parece tonto pero no lo es del todo. Las metas son mas alcanzables si somos objetivos cuando nos las proponemos. De esta manera, a priori, sabremos si tenemos o no posibilidades.

Esta claro que cuanto mas altas sean nuestras expectativas mas objetivos tenemos que ser. Si no lo somos nuestras propias limitaciones nos dejaran sin ánimos ni expectativas de éxito.

Ahora ya estamos en disposición de proponernos conseguir el objetivo y sólo nos queda intentarlo, como se suele decir, el todo por el todo; si no fuera así tampoco habríamos necesitado ser objetivos.

Algunas veces a pesar de nuestra objetividad, de habérnoslo propuesto de verdad e intentarlo con todo nuestro interés no conseguimos la meta ansiada. En estos casos no necesitamos buscar excusa alguna para encontrar consuelo (se ha hecho lo que se ha podido, mala suerte, son cosas que pasan, etc), la experiencia nos servirá para ser mas objetivos la próxima vez.
:-)