Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

viernes, 23 de octubre de 2009

Donde está la inspiración?


Puede parecer una buena pregunta pero, si somos honrados con nosotros mismos, sabemos la respuesta y no necesitamos matizarla.

Parece cuento pero es la verdad, le damos tantas vueltas a las preguntas mas sencillas, que al final exponemos una tesis en vez de decir algo directo y simple.

En este caso concreto la respuesta es que, lúcidos o no, siempre estamos inspirados. Podemos estar mas espesos o menos elocuentes pero tenemos nuestras señas.

La pregunta correcta seria por qué nuestra elocuencia no esta al nivel deseado. Aquí si podemos contar la película que queramos o que creamos que es. Si siempre estuviéramos en lo mas alto, nuestros biorritmos se descompensarían y dejarían de ser cíclicos.

No hace falta marear mas la perdiz y, pasito a pasito, hay que andar el camino. Ya vendrán tiempos mejores y el trecho que tengamos realizado, por poco que sea, ya nos lo habremos quitado de delante.

Lo bueno si breve dos veces bueno y yo añado que si malo y breve la mitad de malo :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario