Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

miércoles, 30 de septiembre de 2009

Los problemas crecen

Es normal es que un problemilla se deje de lado y cuando nos queramos dar cuenta estén los ojeadores de la NBA tirándole los tejos. De repente y casi siempre, en mal momento, surge eso con lo que no contábamos y acaba siendo un problemon.

Bueno, yo digo que en los momentos difíciles decisiones rápidas, la demora complica aun mas la situación. Esto es fácil de decir pero más complicado de hacer (es algo que tengo presente). Hasta en las situaciones de mas congestión y agobio hay momentos que por agotamiento o saturación nos quedamos en cortocircuito. Este es el punto ideal para replantearse la situación, ya que hemos sidos tan descuidados o tercos de dejarla crecer, y hacer una limpieza en toda regla. Las decisiones rápidas se pueden tomar haciéndose preguntas sencillas cuya respuesta sea Si o No. Como empecemos con los pros y las contras, que es lo que hacemos habitualmente, acabamos todavía peor.

Las respuestas a los problemas las solemos llevar dentro pero por miedo o dejadez no las sacamos a la superficie. Con estas preguntas sencillas, en un momento de serenidad o cortocircuito total, suelen aflorar sin prejuicios y no nos queda mas remedio, entonces, que reconocer que:
si los problemas se nos complican ya nos encargamos nosotros de liarlos aun mas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario