Sólo hay dos cosas que nos pueden ofender:
Las verdades que no queremos escuchar y las mentiras que nos creemos.
Cuando esto pase es bueno saber a que grupo corresponde la ofensa para no engañarnos y poder devolver el guante adecuado.

https://jmvanjav.wordpress.com/

martes, 29 de septiembre de 2009

Lo último que se pierde no es la esperanza

Hoy la tontería si que es profunda. Se dice que lo último que se pierde es la esperanza y, en mi opinión (y experiencia), eso no es cierto. Quien se hace eco de esta frase no ha llegado a tal extremo.

Lo último que perdemos es el miedo. El miedo es el sentimiento mas arraigado dentro de los seres vivos. Hay temores o fobias de todas las clases y normalmente no l@s superamos hasta enfrentarnos a ell@s.

Al llegar a una situación limite no nos queda mas remedio que ponernos en el borde del precipicio de cara al abismo que tanto nos asusta. Y cuando llegamos a esta situación la esperanza ya nos trae sin cuidado.

Las sociedades y, en especial, las religiones ya se han encargado desde sus orígenes a sacar beneficio de nuestros miedos que a la vez son nuestro punto mas fuerte cuando consiguen que los perdamos.

4 comentarios:

  1. Que me lo digan a mi, que estoy pensándome hacer un cursillo para quitar el miedo a volar. El miedo es un gran negocio, no solo para las religiones...
    Eso si, miedo y esperanza yo las catalogaría dentro de las emociones o sentimientos osea que de la misma categoría que supongo que se apagan cuando lo hacemos nosotros. Lo difícil es llegar a dominar el miedo y controlar a veces las emociones...eso se me antoja casi imposible en determinadas situaciones.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, en un parque de atracciones después de darte unos viajes en la montaña rusa y afines, subir a un avión te costaria menos, pero igual es peor la cura que la enfermedad.

    Las puedes poner al mismo nivel, pero el miedo esta mas arraigado, y cuando se pierde, la esperanza ya ha desaparecido. Son situaciones limite y no voy a poner ejemplos. (el morbo para los programas de cotilleo)

    El control o descontrol depende mas de nosotros mismos, de lo que creemos, y como te veas obligado...

    ResponderEliminar
  3. Cuando se pierde el miedo, se encuentra la esperanza... yo procuro no temer al miedo (Alicia)

    ResponderEliminar
  4. Bueno, yo lo veo desde el otro lado, mientras tienes esperanza tienes miedo de perder lo que esperas. Cuando pierdes la esperanza ya no tienes miedo, van de la mano pero para mi el miedo es el último en salir.
    Por supuesto cada uno lo siente a su manera.

    ResponderEliminar